El Senado se gasta un millón de euros en renovar ordenadores

La Mesa de la Cámara Alta convocael concurso para adquirir mil equipos

MADRID Actualizado:

La ola de austeridad que ha llevado a las Cortes a suprimir las cestas de Navidad para todos los trabajadores, entre otras medidas de recorte, ha pasado por encima del Senado sin afectar a algunos gastos destinados a mejorar la vida parlamentaria de sus señorías. Así, el BOE publicaba ayer un acuerdo de la Mesa del Senado, de 20 de septiembre de 2011, por el que se convoca procedimiento abierto para la adjudicación del contrato de suministro de ordenadores de sobremesa, ordenadores portátiles y servicios conexos para el Senado. El presupuesto base de licitación tiene un importe total de 895.620 euros (790.000 euros netos), y la tramitación se hará por la vía de urgencia.

El suministro se hará en dos lotes, según el pliego de cláusulas administrativas. El primero se compone de 700 ordenadores de sobremesa (4 GB de memoria RAM, 320 GB de disco duro, unidad de lectura y grabación de CD/DVD +R, -R, +RW y memoria gráfica de 512 MB, entre otras especificaciones técnicas), con un presupuesto de licitación de 533.000 euros, sin IVA. El segundo lote incluye 300 ordenadores portátiles (conexión para redes 3G o superior), con un presupuesto de 226.000 euros, sin IVA. Al contratista se le pide como requisito «solvencia económica y financiera y solvencia técnica y profesional».

Como complemento de este suministro, la Mesa de la Cámara Alta, que preside el socialista Javier Rojo, aprobó otro acuerdo el 20 de septiembre para la adjudicación del contrato de suministro de equipos, software y servicios conexos para la renovación de la seguridad perimetral del sistema informático del Senado. En este caso, el presupuesto es de 154.580 euros (131.100 euros, sin IVA). El contrato incluirá el suministro, instalación, configuración y puesta en marcha de los equipos ofertados y su integración con los restantes componentes del sistema del Senado.

La Cámara destinará otros 140.000 euros (sin IVA) a la ejecución de obras de renovación de las instalaciones para la limpieza de fachadas y lucernario del edificio de ampliación del Senado, y su posterior mantenimiento.

Los recortes presupuestarios tampoco afectaron a la traducción simultánea de las lenguas cooficiales en los plenos del Senado, una medida aprobada bajo la presidencia de Rojo que cuesta unos 12.000 euros por sesión. El gasto al año podría alcanzar los 350.000 euros. Además, al principio de legislatura se convocó un servicio de telefonía móvil por importe de casi dos millones de euros, con el objetivo de que los senadores estuvieran a la última. La adjudicación final se quedó en casi 600.000 euros.