PSOE y PP diseñan un debate con margen para la recuperación

RTVE propone otro encuentro entre las cinco primeras formaciones el día 9

MADRID Actualizado:

Con trece días de margen para que cualquiera de los dos candidatos pueda corregir un efecto adverso en las urnas. Así es como han diseñado el PSOE y el PP el único debate televisado entre Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy antes de las elecciones del 20-N. El «cara a cara» entre los dos políticos, que tendrá lugar el lunes 7 de noviembre, será el quinto entre los líderes de los dos grandes partidos en la historia de la democracia en España. Los cuatro precedentes fueron los dos que protagonizaron Felipe González y José María Aznar en 1993 y los otros dos entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy en 2008.

Entre unos y otros transcurrieron quince años, hasta que, en diciembre de 2007, PP y PSOE decidieron recuperar los debates televisados, pero después de negociar hasta el último detalle, como el lugar en el que se celebrarían, los turnos de intervención, el minutaje, la temperatura y la iluminación del estudio, los temas que abordarían y la altura de las sillas.

El quinto debate de la democracia está siendo organizado por la Academia de Televisión, que ha invitado a retransmitirlo a todas las televisiones nacionales, autonómicas, locales y «on line», según informa Europa Press. De momento, lo retransmitirán TVE por todos sus canales, La Sexta, Canal Sur, Telemadrid y la Televisión de Castilla y León, así como Antena 3, pero el presidente de la Academia, Manuel Campo Vidal, espera que en los próximos días se sumen más televisiones, «grandes, medianas y pequeñas». El debate se transmitirá con una señal neutra y sólo llevará un pequeño logotipo de la Academia de la Televisión.

Aunque todavía no se ha cuantificado el coste del «cara a cara» entre Rajoy y Rubalcaba, la Academia prevé que sea «mucho menor» que el de 2008 (900.000 euros), ya que en aquella ocasión se produjeron dos debates en dos localizaciones diferentes y en un plazo menor de tiempo. «Teniendo, como tenemos, más tiempo, casi 20 días, y siendo sólo un debate, la voluntad es de máxima austeridad. Seguro que la cifra no se parecerá nada a la del año anterior».

Profesional independiente

Campo Vidal compareció ayer en rueda de prensa, después de que los responsables de campaña del PP y el PSOE anunciaran la víspera que se celebraría un único debate el 7 de noviembre organizado por la Academia de Televisión. Según explicó Campo Vidal, ahora se abre el periodo de «negociación» en el que los equipos de campaña de los candidatos deberán pactar con la Academia el lugar en el que se celebrará el debate, la duración del mismo, el reparto de los tiempos, el elenco de temas a tratar y el profesional que hará de moderador. Sobre este punto, Campo Vidal indicó que se tratará «de un profesional de probada independencia y prestigio» que «no sea la cara visible de una cadena concreta».

Campo Vidal auguró un «cara a cara» «extraordinario» porque enfrenta a «dos de los mejores parlamentarios de este país», y destacó de Rajoy que, «tal y como están las encuestas, podría no haber aceptado», ya que los debates se suelen celebrar cuando las encuestas están muy igualadas, y no es el caso.

Además del «cara a cara» entre los dos candidatos, días después podría celebrarse un debate entre las cinco primeras fuerzas políticas que se presentan a las elecciones del 20-N. Así se lo ha propuesto el Consejo de Administración de RTVE a las cinco primeras formaciones políticas en función del número de escaños que consiguieron en las últimas elecciones. Aunque la fecha aún no ha sido cerrada, pues «depende» de los partidos, el Consejo de Administración maneja la del 9 de noviembre, dos días después del debate entre Rajoy y Rubalcaba. El número de participantes en este encuentro oscilará entre cinco y seis candidatos, «en función de lo que determine la Junta Electoral».