Mariano Rajoy, en su declaración como testigo en el juicio del caso Gürtel, en julio de 2017
Mariano Rajoy, en su declaración como testigo en el juicio del caso Gürtel, en julio de 2017 - ABC

El Supremo prevé citar a Rajoy como testigo en el juicio al «procés», pero no al Rey ni a Puigdemont

El tribunal del caso ultima un auto en el que resolverá qué pruebas se practicarán en la vista oral

MadridActualizado:

El Tribunal Supremo prevé citar como testigo al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy en el juicio del «procés», pero descarta convocar al expresidente catalán Carles Puigdemont, huido de la Justicia, y al Rey. Fuentes jurídicas han confirmado a ABC que los magistrados que enjuiciarán el plan secesionista ilegal se inclinan por interrogar a Rajoy para que su testimonio ayude a esclarecer lo que sucedió en Cataluña. El tribunal dará a conocer en las próximos días la prueba que se practicará en el juicio a través del auto de admisión, una resolución que están ultimando. El comienzo del juicio oral será en fechas próximas al martes 5 de febrero.

La declaración de Rajoy ha sido solicitada por los abogados de algunos de los doce acusados —los líderes del plan secesionista para empujar a la independencia por las vías ilegales— y por la acusación popular que ejerce el partido político Vox. Como ha adelantado El Español, los magistrados están dispuestos a aceptar el testimonio del expresidente del Gobierno, al considerarla pertinente porque Rajoy envió una carta a Puigdemont y le preguntó si el Govern había declarado la independencia. Era el punto culminante del «procés» ilegal, el 27 de octubre del 2017, espadas en alto.

Siempre bajo un examen de pertinencia, es habitual que los jueces sean generosos a la hora de admitir la práctica de pruebas en un juicio, la hora de la verdad de un proceso penal en la que las partes exponen sus argumentos y tratan de demostrar sus tesis. Durante la investigación se tiende a ser más directo, aceptando solo aquellas pruebas imprescindibles para esclarecer lo sucedido y consolidar los indicios. Todo lo que no se debate o no se pruebe en el juicio no existirá para la verdad judicial que se escribirá en la sentencia.

Con esta declaración será la segunda vez que Rajoy testifique en un juicio. Como presidente del Gobierno, tuvo que comparecer tcomo testigo en la vista oral por la primera época de la trama Gürtel, una red de corrupción que anidó en administraciones del PP en la era previa a la crisis económica. Rajoy salió airoso de la cita judicial, aunque el tribunal cuestionó su testimonio en la sentencia.

A pesar de aceptar la citación de Rajoy, el Supremo descarta la declaración de Puigdemont, que está declarado en rebeldía por fugarse de España y se hubiera sentado en el banquillo de los acusados si no hubiera huido. Tampoco testificará el Rey, que está exento de hacerlo según los artículos 410 y 411 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la norma que regula el proceso penal.

Otros testigos solicitados por las defensas y acusaciones son los antiguos miembros del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro, el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos o Josep Lluis Trapero. Los magistrados estudian el listado.