Un colegio que exige que el catalán sea lengua vehicular
Un colegio que exige que el catalán sea lengua vehicular - ABC

Solo un 6,4% de la escuela catalana refuerza el castellano

Un informe de Cs desmonta el argumento del Govern de que en zonas de mayoría catalanohablante se aumenta la presencia del español

BarcelonaActualizado:

Uno de los argumentos que esgrime desde hace años el gobierno catalán es que el actual modelo de inmersión lingüística en las escuelas es flexible y que está abierto a aumentar la presencia del castellano en aquellas zonas educativas en las que hay mayoría de alumnado catalanohablante. La realidad señala que este argumento se cae a pedazos, un hecho tan incontestable como la posición de desacato permanente en el que vive instalada la Generalitat de Cataluña a propósito de la catarata de sentencias judiciales que, de manera infructuosa, obliga a respetar una presencia mínima de castellano en las aulas.

Un estudio realizado por el grupo parlamentario de Ciudadanos (Cs), al que ha tenido acceso ABC, revela que de los 659 centros educativos que tienen actualmente un proyecto lingüístico (PL) definido (respecto a un total de 2.949 que existen en Cataluña), únicamente 22, un 6,43 por ciento del total, imparten una asignatura no lingüística en español, frente a un total de 138 que imparten materias no lingüísticas en inglés (un 20,9 por ciento). Según el análisis, la mayoría de estos 22 centros no se encuentran en zonas donde el catalán es la lengua hegemónica de los estudiantes, en contra de lo que asegura la administración autonómica, que llegó a reconocer la necesidad de aumentar allí la presencia del castellano.

«No es una impresión. Es la conclusión que se extrae del análisis de los casi 700 centros que tienen plan de lenguas en su proyecto educativo. En el resto de centros no hemos encontrado un proyecto definido y muchos de los que hemos decidido analizar tampoco tenían muchos detalles sobre la presencia real de las lenguas en el aula», denuncia en declaraciones a ABC la diputada de Cs Sonia Sierra, coordinadora del trabajo. De hecho, según el estudio, solo un 51,90 por ciento de los centros presentan el detalle de las horas que imparten en cada una de las lenguas (un total de 342), tal y como es preceptivo.

El informe de la formación naranja constata, en lineas generales, que el castellano, lengua cooficial en la comunidad, «no solo está discriminado» con respecto al inglés y otras lenguas extranjeras en el horario lectivo, sino que también es «ninguneado» fuera del currículo. En este sentido, el estudio señala que solo cuatro centros (un 1,17 por ciento del total) oferta alguna actividad extraescolar en español, frente a un 13,74 por ciento de los colegios e institutos que brindan extraescolares en inglés (un total de 47 centros) y 20 centros (5,85 por ciento) en lengua extranjera no inglesa.

Una sola asignatura

De los 22 centros que dan más castellano, un total de 17 (77,28 por ciento) imparten una sola asignatura más aparte de la de lengua, cuatro ofrecen dos asignaturas (18,8 por ciento) y solo uno (4,54 por ciento) imparte tres materias. Con respecto a las materias elegidas para dar en español se mantiene la tendencia de «recurrir a asignaturas más prácticas que teóricas, fáciles, las típicas materias», denuncia Sierra. Entre las elegidas se encuentran Matemáticas, horas de Tutoría, Arte, Religión, Plástica....

Cs llevaba meses reclamando al departamento de Educación los proyectos lingüísticos de los centros catalanes, aunque la administración se negaba a proporcionárselos. Finalmente, les facilitó las direcciones de las webs de los 2.949 centros educativos que hay en Cataluña (escuelas e institutos), y el grupo parlamentario de Cs ha estado meses analizándolas para extraer el informe.

En este contexto, y en una interpelación parlamentaria la pasada semana, la diputada de Cs exigió respuestas sobre los datos que refleja el estudio al consejero de Educación Josep Bargalló, aunque, según afirma, éste «no me respondió a nada». «El tema lingüístico está tan politizado que rehúye hacer cualquier debate pedagógico porque los datos son aplastantes y desmontan sus argumentos», apunta Sonia Sierra. Cs reclama para las escuelas catalanas un modelo trilingüe de enseñanza, con una mayor presencia del castellano, pero también del inglés: «No solo nos preocupa el castellano: la falta de presencia del inglés en las aulas es muy preocupante, sobre todo si comparamos la situación de Cataluña con otros países europeos». Precisamente, el pasado jueves el pleno del Parlamento catalán rechazó parcialmente una moción de Cs que instaba al Govern a modificar la Ley de Educación de Cataluña para que el castellano y el inglés pasaran a ser también lenguas vehiculares.

Evitar casos de acoso

Pese a los votos a favor de Cs y PP, la suma en contra del resto de grupos impidió que se aprobara tanto este punto de la moción como el que pedía garantizar que las familias puedan escoger la lengua de escolarización de sus hijos habilitando «un procedimiento objetivo, transparente y eficaz». Tampoco prosperó, aunque el PSC-Units se sumó al grupo naranja y a los populares, la propuesta de garantizar la protección de datos privados y académicos de los alumnos y sus familias para evitar casos de acoso.

Los grupos que no aprobaron estas medidas reprocharon a Cs que su líder, Albert Rivera, difundiera en Twitter datos de los profesores de un instituto de Sant Andreu de la Barca (Barcelona) investigados por vejar a alumnos hijos de agentes de la Guardia Civil tras el 1-O. Al defender la moción, la diputada de Sonia Sierra aseguró que la inmersión lingüística «es un modelo caduco que no se hace en ningún lugar del mundo de lo malo que es».