Aragonés, Artadi, Calvo y Batet, en la reunión de Barcelona en diciembre; del encuentro de ayer no se facilitaron imágenes
Aragonés, Artadi, Calvo y Batet, en la reunión de Barcelona en diciembre; del encuentro de ayer no se facilitaron imágenes - Oriol Campuzano

Sánchez y Torra crean una mesa de partidos para una solución política

Ambos ejecutivos se emplazan a una nueva reunión en Barcelona la semana que viene

Barcelona/MadridActualizado:

El Gobierno y la Generalitat acordaron ayer jueves seguir avanzando en la creación de «espacios de diálogo» para tratar de alcanzar una «propuesta política» para Cataluña. En lo que fue la continuidad de la «mini cumbre» que mantuvieron en Barcelona el pasado 20 de diciembre, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, el vicepresidente catalán, Pere Aragonès, y la consejera y portavoz, Elsa Artadi, se reunieron ayer en Madrid en un encuentro que sirvió para valorar «la posibilidad de establecer dos espacios de diálogo diferenciados: uno, entre Gobiernos a partir de la comisión bilateral Estado-Generalitat y, otro entre partidos, todavía por concretar», según se explicó en el breve texto consensuado por ambas partes.

La propuesta de implicar a los partidos en la negociación es la principal novedad, en lo que en el Gobierno se lee como un avance y una forma de proseguir con las conversaciones sin que estas «contaminen» al Ejecutivo. Fuentes gubernamentales precisan que la idea es coherente con lo expresado de manera repetida por Pedro Sánchez: de manera previa a cualquier negociación entre la Generalitat y el Gobierno los partidos, y la sociedad catalanas en su conjunto, deben llegar a un acuerdo o consenso interno.

Aunque el comunicado señala que el «espacio de diálogo» entre los partidos está todavía «por concretar», desde el Ejecutivo lo circunscriben al ámbito catalán, es decir, el interlocutor por parte socialista no sería el PSOE sino el PSC. En Cataluña ya se convocó una «mesa de diálogo» entre los partidos para abordar la situación política, aunque sin resultados. Convocada por el presidente Quim Torra, a iniciativa del PSC, ni Cs ni PP acudieron. Tampoco la CUP. El presidente catalán anunció su intención de celebrar otra reunión el próximo 9 de febrero.

Más negociación

Además de anunciar la intención de poner en marcha nuevos mecanismos de negociación entre el Estado y Cataluña, la Generalitat también arrancó el compromiso de Moncloa de celebrar una «segunda parte» del encuentro mantenido ayer. Concreta- mente, este segundo tiempo tendrá lugar la semana que viene en Barcelona. De hecho, la reunión de ayer no tenía más objetivo que el de formalizar un «calendario y metodología» para ahondar en la negociación. Solo el hecho de que miembros de ambos ejecutivos mantengan un canal abierto —mientras Torra está de viaje en EE.UU. sin que nadie le haga mucho caso, ni aquí ni allí— ya es valorado de manera positiva, se añade.

No obstante, las distancias siguen siendo enormes. Mientras que la Generalitat insiste que en este diálogo se tiene que hablar «de todo», incluido el «derecho a la autodeterminación», el Gobierno limita el alcance del mismo al ofrecimiento de hablar sobre un nuevo estatuto de autonomía.

PP y Cs denunciaron el encuentro de ayer como una nueva muestra de sumisión del Gobierno al independentismo y una «humillación» al conjunto de los españoles.