Pedro Sánchez en la ofrenda floral a José Martí en la plaza de la Revolución
Pedro Sánchez en la ofrenda floral a José Martí en la plaza de la Revolución

Sánchez y Díaz-Canel crean un marco de relación institucional permanente entre España y Cuba

España asegra que este espacio de relación abre la puerta a hablar de derechos humanos

Enviado especial a La HabanaActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegó en la tarde del jueves (medianoche del viernes ya en España) al Palacio de la Revolución de La Habana para reunirse con el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, como punto de partida de su visita exprés a la isla caribeña en la primera visita oficial de un presidente del Gobierno a Cuba en 32 años.

Sánchez ha llegado a La Habana acompañado por su esposa, Begoña Gómez. En la plaza de la Revolución el presidente del Gobierno cumplió con la tradicional ceremonia consistente en realizar una ofrenda floral ante el monumento al promotor de la independencia de Cuba José Martí. Lo ha hecho escolatado por las principales figuras de la presidencia del gobierno y por los ministros de Exteriores, Josep Borrell, y la de Industria, Reyes Maroto, y dejando a sus espaldas las icónicas imágenes del Che Guevara y Camilo Cienfuegos.

Tras estas ceremonias Sánchez y Díaz -Canel se han reunido durante algo más de media hora y posteriormente se ha procedido a la firma de dos acuerdos que fortalecen la relación entre los dos países. El primero es el más relevante y se trata de un marco de consultas permanentes que configura que una vez al año habrá una reunión entre los dos países a nivel ministerial.

Desde el Gobierno español se asegura que en el texto suscrito "también se establece un diálogo de Derechos Humanos" entre Cuba y España. Fuentes gubernamentales aseguran que esta redacción genérica permitirá establecer "un diálogo franco sobre todos los derechos humanos", así lo explican cuando se les pregunta si esto incluye la cuestión de los presos políticos de la isla.

El segundo acuerdo es un memorandum de cooperación cultural para promocionar la cultura española en Cuba y la cubana en España. "Se trata de recuperar lo que se perdió con la ruptura con Aznar, con la que desapareció la normalidaad cultural", explican desde el Gobierno. El primer reflejo de este acuerdo es que Sánchez inaugurará mañana en una galería cubana una exposición sobre arquitectura cubana.