Aspecto de la Puerta del Sol durante la concentración de los indignados - josé alfonso

La actuación de los Mossos de Esquadra reaviva el 15-M en toda España

Los indignados de Madrid vuelven a abarrotar la plaza en respuesta a la carga policial que desalojó hoy la Plaza de Cataluña de Barcelona

madrid Actualizado:

Miles de ciudadanos en toda España han portado hoy flores en protesta por la operación policial llevada a cabo en Barcelona para desmontar el campamento de los "indignados" -que se ha vuelto a activar- en la plaza de Cataluña, lo que ha motivado una oleada de apoyos y concentraciones en todas las plazas.

Tras la operación policial de hoy, que se ha saldado con más de 120 heridos leves y ha generado numerosas críticas, cientos de personas, algunas con flores y otras con las manos pintadas de blanco, han vuelto a la acampada en la plaza catalana.

El conseller de Interior, Felip Puig, ha defendido la actuación policial, necesaria para la salubridad y para retirar elementos potencialmente peligrosos de cara a la celebración de una posible victoria mañana del Barça, y ha agregado que los Mossos d'Esquadra sólo han sido contundentes frente a los ataques recibidos.

Sin embargo, los "indignados" de Barcelona han mostrado su rotundo rechazo a las cargas policiales y han criticado la poca disposición del Gobierno autonómico de cara a mediar en busca de un consenso ante una posible celebración de la Liga de Campeones.

En Lleida se ha repetido el intento de desmantelamiento y más de mil personas han emprendido a última hora una manifestación de protesta por las intervenciones policiales contra las acampadas.

Uno de los lugares en contagiarse del espíritu de Barcelona ha sido la Puerta del Sol de Madrid, que al igual que en el resto de plazas, se ha vuelto a abarrotar para expresar su solidaridad. Cientos de los asistentes han alzado sus palmas, pintadas de blanco, y flores de colores.

Al grito de "Cataluña no está sola" y de "Sol para Cataluña", miles de personas se han reunido en torno al campamento, donde han incidido en el carácter pacífico de las movilizaciones y en su intención de mantener esta actitud durante todo el fin de semana.

El domingo, los acampados decidirán en asamblea si continúan con el campamento o si optan por otro tipo de movilización para tratar de mantener vivo su mensaje. La concentración que se ha convocado para respaldar a los activistas catalanes está transcurriendo con un carácter festivo y colorido, y con un despliegue policial en las inmediaciones de la plaza del Sol similar al de los días anteriores.

Numerosas personas portan claveles rojos y girasoles, que hoy se han convertido en símbolo de apoyo a los acampados de Cataluña. La mayoría de los concentrados vuelven a ser jóvenes, pero a la concentración de han sumado numerosas familias completas y personas mayores.