Rajoy: «Con la gran coalición daríamos un mensaje de tranquilidad y seguridad»

El líder del Ejecutivo ratifica su voluntad de no dar un paso atrás y seguir al frente del PP

MadridActualizado:

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, sigue firme en su voluntad de no tirar la toalla. «No voy a dar un paso al lado», aseguró ayer durante una entrevista en el programa Salvados. Rajoy rechaza cualquier comparación con el caso catalán: «Yo no soy Artur Mas».

Rajoy mantiende el mismo mensaje desde el día siguiente a las elecciones. La necesidad de alcanzar un grana cuerdo entre el PP y el PSOE, al que se podría sumar también Ciudadanos. Defiende que esta es una de las fórmulas más habituales en otros países europeos y en las instituciones comunitarias: «Con la gran coalición daríamos un mensaje de tranquilidad, seguridad y estabilidad, y podríamos trabajar para consolidar la recuperación económica».

Además, Rajoy considera «difícil» el entendimiento entre el PSOE y Podemos porque, recuerda, esa alianza requiere del apoyo de las fuerzas independentistas. «Eso suma. Lo que pasa es que eso convierte a España en un país absolutamente ingobernable. Y por eso digo que a mí, eso no me gusta».

El líder del Ejecutivo en funciones dice no sentirse responsable por la situación política en Cataluña, y defiende en todo momento su gestión frente al desafío independentistas. «No me siento en absoluto responsable del crecimiento del independentismo en Cataluña. He hecho lo que tenía que hacer, que es defender la unidad de España, la soberanía nacional y la igualdad de los españoles». «Es mi obligación y además es lo que pienso y lo que creo que piensan la inmensa mayoría de los españoles».

La batalla de la corrupción

Cuestionado por la corrupción, Rajoy reconoce sus errores al recordarse el mensaje a Bárcenas, pero a la vez defiende la batería de medidas que desde el Gobierno ha impulsado para combatirla. Y propone que ese gran acuerdo que pretende con el PSOE ponga en el centro de sus objetivos la batalla contra la corrupción. «Hemos apartado a todas esas personas que han incurrido en casos de corrupción», se defiende Rajoy, que asegura que «vamos a dar la batalla y desde luego este es uno de los temas de futuro que me gustaría que en los próximos años pactásemos todos los partidos».