La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, en La Moncloa - EFE

El Gobierno critica la «cerrazón» de Sánchez ante la mano tendida de Rajoy

Sáenz de Santamaría justifica la ausencia del presidente en las negociaciones: «No se trata de entretener a la gente, se trata de formar un Gobierno serio»

MadridActualizado:

A un mes de la posible convocatoria de elecciones, si no se elige un presidente del Gobierno en este tiempo, en La Moncloa se insiste en el mismo mensaje que Rajoy defiende desde el 21 de diciembre: la defensa una gran coalición con el PSOE, y con Ciudadanos, para formar un Gobierno «serio y estable». Por eso, Soraya Sáenz de Santamaría ha criticado la «cerrazón» de Sánchez, que se niega a dialogar con Rajoy, pero ha dejado claro que el presidente en funciones continuará con la mano tendida «hasta el final».

«El presidente ha sido muy claro desde el 21 de diciembre. Para formar un Gobierno de coalición el PP necesita al PSOE. La aritmética es muy tozuda», ha explicado la vicepresidenta en funciones, para justificar la poca presencia de Rajoy en este periodo de negociaciones que se ha abierto en España.

«Nos sorprende la cerrazón y contundencia del PSOE, que no quiere nada con el PP», ha añadido Sáenz de Santamaría. Los socialistas han decidido reunirse con otras fuerzas políticas, y frente a la escenificación que se ha visto esta semana, la vicepresidenta defiende la postura del Gobierno de Rajoy: «A nosotros nos gusta llevar las cosas con seriedad. Vamos a seguir defendiendo bien nuestra opción, pero con seriedad».

«Nosotros vamos a estar ahí hasta el final», ha subrayado la vicepresidenta. Según ha señalado, el Gobierno está llevando a cabo en este tiempo una «tarea explicativa» sobre la necesidad de mantener un Ejecutivo serio para no cambiar el rumbo de España, de recuperación y crecimiento económico.

Respecto a una posible llamada al líder de Ciudadanos, Albert Rivera, Santamaría ha insinuado que no está prevista: «Entre el primero y el cuarto es necesario el segundo. Porque nosotros con el tercero (Podemos) tenemos muy claro que no vamos a llegar a ningún acuerdo».

«Aquí no estamos ante una cuestión de fotos, sino que es una cuestión de gobernar. No se trata de entretener a la gente durante este mes que queda, sino que se trata de formar un Gobierno serio», ha insistido.

El plazo para intentar investir un presidente del Gobierno concluye el próximo 2 de mayo, que es cuando se cumplen dos meses justos desde la primera votación de la investidura fallida de Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados.