Muchos españoles cruzan la frontera de Gibraltar para trabajar cada día - EFE / Vídeo: Sánchez califica de éxito sin precedentes su acuerdo sobre Gibraltar en el Brexit

¿Quién sale ganando en Gibraltar?

El triunfalismo del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, choca con el realismo impuesto por la premier británica, Theresa May

E. Serbeto
Corresponsal en BruselasActualizado:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pretende «resolver de una vez por todas» el problema de Gibraltar cuando el Reino Unido abandone efectivamente la Unión Europea y plantea la posibilidad interna de tratar de abrir la negociación sobre la soberanía o soberanía compartida. La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, ha respondido diciendo que la posición de su país respecto a la sobernaía de la colonia «ni ha cambiado ni va a cambiar». Pero, ¿quién sale ganando tras el levantamiento del veto sobre el Brexit?

¿Ha ganado España?

Al menos no ha perdido. Ha faltado rapidez para haber llegado más lejos en la negociación, pero al menos se han salvado las posiciones esenciales de la política exterior española

¿Qué ventajas obtiene?

La principal es que el Reino Unido deja de ser miembro de la UE, por lo que el club comunitario estará a partir de ahora detrás de las posiciones españolas y no tendrá que arbitrar entre dos socios.

¿Quién decide el futuro de Gibraltar?

La colonia sigue siendo un territorio bajo soberanía británica. Pero el proceso ha hecho que saldrá de la UE junto con el Reino Unido, pero a partir de entonces sus eventuales relaciones con la UE pasan obligatoriamente por España. El Reino Unido no les puede ofrecer ningún aliciente para acercar sus intereses a los de la UE, como pedían más del 90% de los electores gibraltareños.

¿Qué pasa si el acuerdo de retirada no es ratificado?

Según el Artículo 50 del Tratado, el proceso de desconexión ya es imparable y el 29 de marzo del año que viene Gibraltar y el Reino Unido dejarán de ser parte de la Unión Europea. Si para entonces no hay un acuerdo, no hay nada previsto, aunque se ha pactado un periodo transitorio hasta diciembre de 2020. Si el acuerdo no se ratifica se abre la posibilidad de que se produzca un Brexit sin acuerdo.

¿Por qué ha negociado España acuerdos con Gran Bretaña para el periodo transitorio?

Precisamente para dejar claro que una vez que el Reino Unido salga de la UE, no es posible que España sea ajena a cualquier decisión que afecte a la colonia.

¿Es el mejor momento para hablar de soberanía?

Según dijo ayer May es tan malo como cualquier otro, porque insistió en que sus ideas «no han cambiado ni van a cambiar» respecto al tema de la soberanía sobre Gibraltar.

¿Podía haber bloqueado Sánchez la cumbre?

Técnicamente hubiera podido hacerlo, por ejemplo negándose a venir a Bruselas o amenazando con someter la ratificación del tratado a una votación parlamentaria. Pero políticamente habría sido catastrófico.

¿Qué oportunidades tendrá España en el futuro para defender sus posiciones?

En el momento en que se concluya el tratado sobre las nuevas relaciones entre el Reino Unido y la UE. Puesto que será un acuerdo de libre comercio, similar a los que ya se han firmado con Canadá, y que se han considerado como «mixtos», necesitan la doble ratificación, la del Parlamento Europeo y la de las cámaras nacionales, que pueden bloquear fácilmente la entrada en vigor si no se contemplan sus reivindicaciones.