La eurodiputada socialista, Elena Valenciano
La eurodiputada socialista, Elena Valenciano - EFE

El PSOE no condena en Europa el acoso a la oposición en Cuba

Los eurodiputados socialistas toman partido una semana antes del viaje de Sánchez a la isla

MadridActualizado:

El PSOE no condena la situación de los Derechos Humanos (DD.HH.) en Cuba. Los socialistas españoles votaron ayer, en el pleno del Parlamento Europeo, en contra de una resolución que instaba al Gobierno cubano a frenar el acoso y la persecución contra los opositores en el país. Se da la circunstancia de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se desplazará la semana que viene en viaje oficial a la isla.

Pese a la postura de los socialistas, que se alinearon con otros grupos como Podemos o IU, la resolución salió adelante con 325 votos a favor, 240 en contra y 44 abstenciones gracias al acuerdo entre populares, liberales y reformistas. La resolución supone el primer aviso a Cuba por parte de la UE, que recuerda al Ejecutivo de Miguel Díaz-Canel que el Acuerdo entre la Unión y Cuba de Diálogo Político y Cooperación podría suspenderse en caso de «vulneración de las disposiciones sobre DD.HH. Así, el pleno instó a la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini, a prestar especial atención a la evolución del caso.

Con esta determinación, los eurodiputados piden al Gobierno cubano «que deje de imponer la censura en línea y bloquear sitios de internet con el único fin de limitar las críticas de carácter político y restringir el acceso a la información». De igual modo, la UE le recuerda a Cuba «que la libertad de circulación y de reunión está garantizada por el Derecho Internacional sobre DD.HH. y que esa libertad se hace extensiva a los activistas y los miembros de la oposición democrática».

Escuchar a los perseguidos

El pleno, con este acuerdo, también pide a la UE que reconozca la existencia de una oposición política al Gobierno cubano, muestra su preocupación por el proyecto de Constitución y elecciones en Cuba y reclaman a los líderes políticos que visiten la isla a partir de ahora que mantengan reuniones con ellos. La resolución, por lo tanto, atañe directamente al presidente Sánchez, que viajará a Cuba entre los días 21 y 23 de noviembre aunque por el momento no ha confirmado de manera oficial si se reunirá con los representantes de colectivos contrarios al Ejecutivo caribeño.

La resolución no gustó nada a los europarlamentarios del PSOE. De hecho, Elena Valenciano cuestionó la «urgencia» con la que se votó está resolución y cargó contra el PP, uno de sus impulsores. «Esta urgencia no es ajena a un hecho que se va a producir este mismo mes, que es el viaje del presidente del Gobierno de España a la isla», criticó Valenciano. Por el contrario, los eurodiputados del PP enmarcaron esta votación en la «lógica» propia de evaluar las exigencias de la UE a Cuba establecidas en el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación. «Lamentablemente, en materia de respeto de los DD.HH. y las libertades fundamentales, el balance de este año no resulta positivo», explicó el eurodiputado popular Francisco Millán Mon, quien ahondó en que «el proyecto actual de reforma constitucional -en el país- consagra el sistema de partido único y lo quiere hacer irreversible para las próximas generaciones».