El PP reclama un escaño a Ciudadanos para formar grupo en el Parlament

Albiol se reunirá con Arrimadas la próxima semana para buscar la colaboración entre constitucionalistas. El PP demanda reciprocidad tras cederle a Rivera la vicepresidencia primera del Congreso

MadridActualizado:

El PP catalán reclamará formalmente a Ciudadanos que le ceda un diputado en el Parlament para poder formar grupo propio. Según fuentes del partido que lidera Xavier García Albiol, este ha decidido pasar a la acción y se reunirá a principios de la próxima semana con la líder de Cs, Inés Arrimadas, para convencerle de que debe favorecer la colaboración entre constitucionalistas en una legislatura en la que vuelven a estar en minoría parlamentaria frente a los independentistas.

En estos veinte días posteriores al batacazo electoral del 21-D en el que el PP cosechó el peor registro electoral de su historia, con cuatro diputados, los populares se habían mantenido «prudentes», pero ahora sí exigirán a Ciudadanos que se retrate. Creen que si ERC, como han insinuado algunos de sus líderes, cede un diputado a la CUP -también con cuatro escaños- para sacarle del grupo mixto, «no se entenderá» que Arrimadas no haga lo propio con el PP. Los populares también han sondeado esa opción con el PSC, aunque consideran que la vía más «natural» es que sea Cs quien les facilite un parlamentario para registrar su grupo, lo que redundará no sólo en dinero -unos 400.000 euros para el mailing electoral- sino que también tendrá su repercusión en forma de mayor capacidad legislativa, según fuentes del PP catalán.

El portavoz popular en el Congreso, Rafael Hernando, ha recriminado esta mañana a Albert Rivera su falta de iniciativa en Cataluña y le ha pedido que le devuelva el trato de favor que el PP le otorgó a Ciudadanos en el comienzo de la legislatura. Los populares, ha recordado Hernando, cedieron a Rivera la vicepresidencia primera en la Mesa del Congreso, que les correspondía a ellos. Ignacio Prendes ocupa ese puesto en el órgano de control de la Cámara junto a la secretaría cuarta, en poder de Patricia Reyes, que sí le tocaba por cupo a Cs.

Hernando ha insinuado que el grupo de Arrimadas podría ceder al PP uno de los dos puestos que tiene en la Mesa del Parlament, si bien en el PP catalán reconocen que esa posibilidad es casi «un imposible».

En una rueda de prensa en el Congreso, Hernando ha insistido en que Ciudadanos, como fuerza más votada, debe usar su «liderazgo» para apoyar a PSC y PP en la Cámara catalana y no esperar a que sea el independentismo, con mayoría aritmética, el que tome la iniciativa. «Está muy bien hablar de los constitucionalistas, pero tienen que apoyarse», ha dicho Hernando, quien ha lamentado que los «presuntos amigos», en alusión al partido naranja, no parezcan dispuestos a ayudar a que el PP tenga grupo propio en el Parlament. Hasta ahora Ciudadanos ha defendido en privado que ellos pasaron dos legislaturas sin grupo propio y nadie les echó una mano.

Hernando ha elevado el tono contra Ciudadanos acusándole de «destruir» electoralmente al PP en Cataluña para «luego hacerse la víctima» porque no tienen mayoría suficiente para gobernar. «Gente que cree que la representación no va ligada a la responsabilidad», ha añadido.