Imagen de archivo de un menor extranjero no acompañado en Melilla
Imagen de archivo de un menor extranjero no acompañado en Melilla - Ignacio Gil
Inmigración

El PP pide un plan de choque para que los menores extranjeros en España puedan volver con sus familias

Los populares instan al Gobierno a luchar contra las mafias que fomentan el tráfico ilícito de personas poniendo en peligro sus vidas

MadridActualizado:

El drama de la inmigración ilegal golpea cada vez con más fuerza. Los datos de menores extranjeros no acompañados en España son esclarecedores y no ocultan que en los últimos seis meses, coincidiendo con la llegada de Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno, se ha duplicado el número de niños desamparados a su suerte en nuestro país.

En concreto, a 31 de octubre de 2018, el Ministerio del Interior contabilizaba un total de 12.437 acogidos o tutelados por los servicios de protección de menores extranjeros no acompañados de las comunidades autónomas. Esta llegada masiva de inmigrantes encuentra gran parte de su explicación en las mafias que se dedican al tráfico ilícito de personas bajo la promesa de que, tras pagar su traslado a Europa, estos encontrarán un paraíso a la postre inexistente en el Viejo Continente.

El PP quiere que el Gobierno inicie un plan de choque para terminar con esta explotación por parte de quienes «se aprovechan del drama humano» y hacen que innumerables personas «decidan jugarse la vida». Así, los populares reclaman que se priorice la reagrupación de los menores con sus familias en sus lugares de origen para primar «el interés superior del menor y su pleno desarrollo en el hogar».

Para ello, el grupo parlamentario popular ha registrado hoy en el Congreso una proposición no de ley —iniciativa no vinculante, pero que constituye una declaración de intenciones para el Ejecutivo— en la que instan a Sánchez a promover una política migratoria encaminada a cooperar con los países de origen para «crear unas circunstancias propicias» que ayuden a erradicar el uso de menores en el tráfico ilícito de personas y que permitan, además, el desarrollo de los menores en sus hogares.

«No tomar medidas contra la inmigración ilegal supone hacernos cómplices de esas mafias, supone permitir que unos pocos sigan haciendo negocio de la desesperación de muchos»

La formación de Pablo Casado ve fundamental potenciar los convenios internacionales con los países origen de la inmigración, así como fomentar en ellos la protección de la infancia, y, por otro lado, reforzar el apoyo a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado para que combatan las mafias que operan en nuestras fronteras y ponen en riesgo «a miles de migrantes». También apuntan desde el PP la conveniencia de reforzar las dotaciones presupuestarias que velen por una repatriación segura de los menores.

«El buenismo del Gobierno socialista y la política de barra libre del señor Sánchez están teniendo un impresionante efecto llamada en el Mediterráneo», alertan los populares, y avisan de que estas políticas han provocado que en 2018 viniesen a España 64.298 inmigrantes irregulares «jugándose la vida».

«No tomar medidas contra la inmigración ilegal supone hacernos cómplices de esas mafias, supone permitir que unos pocos sigan haciendo negocio de la desesperación de muchos», agrega el PP en su iniciativa parlamentaria, en la que recuerda que mantener a estos menores en España no es «lo mejor, sino lo más sencillo». Ante esta realidad, los populares pretenden promover las medidas necesarias para garantizar el arraigo de los menores en sus lugares de origen y la cercanía a sus familiares.