Intervención de la Policía Nacional en una manifestación
Intervención de la Policía Nacional en una manifestación - Jaime García
Reforma de la Ley de Seguridad

PP: «No están desguazando la ley de Seguridad, estamos llegando a acuerdos con PSOE y Cs»

Se retoma el debate sin «demasiada guerra por parte de Podemos» y un PNV «razonable»

MadridActualizado:

«Hasta ahora la ley de Seguridad Ciudadana no se está desguazando, porque las fuerzas constitucionalistas PP, PSOE y Ciudadanos estamos llegando a acuerdos y el PNV está siendo razonable..., de modo que están decayendo las enmiendas de Bildu y de Unidos Podemos, que tampoco están dando demasiada guerra, o de ERC y Compromís». Con estas palabras, el portavoz del Partido Popular en la comisión de Interior y en la ponencia del Congreso encargada de estudiar la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana de 2015, José Alberto Martín-Toledano, resumía a ABC el resultado de la sesión de casi cinco horas con la que ayer se reanudaron a puerta cerrada en el Congreso los debates para la modificación del texto.

Con lo que se avanzó en noviembre, lo cierto es que ya se ha sobrepasado la revisión de más de la mitad del articulado -incluidos asuntos polémicos, como los relativos a identificación de personas- y desde el punto de vista del PP s olo se están produciendo «retoques a la ley para aumentar algunas garantías y pequeñas modificaciones técnicas». «No son cambios sustanciales, y algunos reconocemos que son mejoras, lo que acredita que la ley de Seguridad tal y como está redactada no era ‘mordaza’ para la democracia y los ciudadanos».

No obstante, la discusión se frenó y se aplazó hasta la primera semana de febrero para trabajar acercamientos en torno a artículos delicados, como el 30 -régimen sancionador- o el 23, que regula el restablecimiento de la seguridad ciudadana en manifestaciones. A este respecto, Martín Toledano recordó que la intención de todos los grupos, excepto PP y Cs, es que puedan realizarse concentraciones sin comunicación previa, si bien confían en que «incluso el PSOE pueda cambiar de parecer» y distanciarse de esa propuesta, que impediría, entre otras cosas, programar cortes de tráfico. Que los socialistas mantengan, parte del articulado recurrido ante el TC es para los populares, mera «táctica política». «Esto está pasando porque el PSOE gobierna», apunta el portavoz, para señalar que hay un giro respecto a la posición de los socialistas en la oposición. «Nosostros decimos lo mismo en uno y otro lado», subraya.

Entre las modificaciones que ya se han acordado está rechazar la idea de Bildu y Unidos Podemos de equiparar «retención a detención, que son dos figuras distintas» y hubiera privado del derecho de comunicación a los primeros. También se mantiene que se podrá retener a una persona en comisaría para identificrla 6 horas máximo, aunque solo se sobrepasarán las 2 horas por causas justificadas y, en ciertos supuestos; luego se tendrá que devolver al afectado al lugar donde estaba cuando fue requerido por la autoridad. Asimismo, se dispone que los residentes tengan derecho a que se les abran los cordones de seguridad dispuestos para poder ir a sus domicilios.

La reforma de la ley de Seguridad que pretende Podemos está detallada en el acuerdo presupuestario que su líder, Pablo Iglesias, firmó con el presidente del Gobierno, aunque ya se está incumpliendo. Los votos de PSOE, PP y Cs serían suficientes para sacar adelante la modificación.