La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, y el presidente del partido, Pablo Casado
La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, y el presidente del partido, Pablo Casado - EFE

El PP exige explicaciones a Cuba por la «esclavitud» de sus médicos

El régimen cubano explota a sus facultativos de Medicina en el extranjero para obtener de ellos una fuente de financiación para las arcas del Estado

MadridActualizado:

Los médicos cubanos destinados en el extranjero conviven con la restricción de sus movimientos, el sometimiento a un constante control y vigilancia, la retención de sus pasaportes o la amenaza de incurrir en responsabilidades penales en el caso de dejar su trabajo. Si lo hacen, tampoco pueden regresar a las islas o esperar que sus familias viajen libremente con ellos al país en el que desarrollan su labor humanitaria.

Así se recoge en una resolución del Senado de los Estados Unidos, titulada «Afirmando que las misiones médicas del Gobierno de Cuba en el extranjero constituyen la trata de personas», de la que ahora se hace eco en España el Partido Popular. La portavoz popular en el Congreso, Dolors Montserrat, exministra de Sanidad, ha registrado en nombre de su grupo parlamentario una iniciativa encaminada a revertir la situación a la que son sometidos los médicos cubanos en misiones internacionales.

El PP solicita al Gobierno en una proposición no de ley —iniciativa sin valor legislativo, pero que constituye una petición formal de la Cámara al Ejecutivo— que exija a Cuba explicaciones, así como poner fin a una práctica de «trata de personas y esclavitud moderna».

Entre otras cuestiones, el PP pretende que el Ejecutivo pida a Cuba que no dé el mismo trato a los civiles que el que se le da a los militares y servicios de inteligencia con respecto a las medidas coercitivas que se toman contra quien abandona su puesto de trabajo, o que no impida el regreso a las islas de los profesionales médicos sin antecedentes penales.

Asilo político

Los diputados populares también instan al Gobierno, en la iniciativa hoy registrada, a que se investigue en profundidad la resolución estadounidense para que, en el caso de que se confirmen los extremos que en ella se recopilan, España se comprometa a dar asilo político a los médicos cubanos que lo deseen y a facilitar su reinserción laboral como «una inmigración que requiere de apoyo humanitario y es de altísima calidad».

Según las conclusiones a las que llegó el pasado 10 de enero el Senado estadounidense, los médicos que salen de Cuba en misión humanitaria son reclutados por la empresa estatal Comercializadora de Servicios Médicos Cubanos, que reporta a Cuba en su balanza exterior unos ingresos superiores a los 8.000 millones de dólares. En 2015, había más de 50.000 médicos cubanos repartidos en un total de 67 países, los cuales únicamente conservaban el 25 por ciento de sus ingresos, al ser obligatorio que el 75 por ciento restante se lo quede el Gobierno cubano. Al concluir las «misiones», los médicos deben regresar al país; si no lo hacen, también son castigados con el veto de entrar en Cuba durante al menos ocho años.