El pesquero «Divina Providencia» (i) escoltado por la Guardia Civil y vigilado por una patrullera de la policía de Gibraltar - efe

Los pescadores vuelven a faenar en aguas próximas a Gibraltar sin incidentes

Pese a la ausencia de altercados con la policía del Peñón, «nada más salir ya había cinco o seis lanchas alrededor» de una embarcación

Algeciras Actualizado:

Pescadores de Algeciras y de La Línea (Cádiz) han salido a faenar este jueves en aguas próximas a Gibraltar, como se anunció en la reunión entre representantes de los extractores y de las autoridades gibraltareñas el pasado 3 de agosto.

Esta madrugada, a las 5:00 horas, el pesquero «La Divina Providencia» ha salido a aguas que rodean el Peñón, y según Leoncio Fernández, patrón mayor de la cofradía de La Línea (Cádiz), «no ha habido problema alguno».

En declaraciones a Efe, Fernández ha indicado que este pesquero es el único que hasta el momento ha salido a faenar en aguas próximas a Gibraltar y, pese a la ausencia de altercados con la policía del Peñón, ha indicado que «nada más salir ya había cinco o seis lanchas alrededor».

No obstante, ha aclarado que las patrulleras no han interferido en las labores que el pesquero estaba llevando a cabo. El resto de pescadores que faenan en la zona esperan poder salir a faenar con normalidad a partir de hoy, tal y como se había previsto.

El presidente de la Federación Andaluza de Asociaciones Pesqueras (FAAPE), Pedro Maza, también ha expresado su deseo de que se resuelva definitivamente el conflicto con Gibraltar y ha señalado que está a la espera de que el Gobierno de Fabián Picardo, Ministro Principal de Gibraltar, confirme un nuevo encuentro entre las partes, de manera que la situación «quede zanjada».

Maza añade que hasta el momento no han recibido los informes técnicos tras el encuentro que el pasado 6 de agosto mantuvieron el director del centro oceanográfico de Cádiz del Instituto Español de Oceanografía (IEO), Ignacio Sobrino, y la experta británica en pesca Indrani Lutchman.

El pasado 3 de agosto los pescadores y las autoridades de Gibraltar acordaron establecer un calendario de trabajo para finalizar el conflicto cuyo punto de partida era la reunión de científicos elegidos por España y Reino Unido para elaborar unas conclusiones preliminares como técnicos independientes.