El portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi - EFE

Otegi se jacta del «nerviosismo» del Estado ante el «nuevo escenario político»

En un texto, publicado desde prisión, asegura que «nadie es capaz de sostener ya que las cosas no han cambiado»

EP
MADRID Actualizado:

El líder de Batasuna Arnaldo Otegiha publicado desde la cárcel un comentario en el que se jacta del "nerviosismo" y la "decepción" del Estado porque "ya no puede sostener que nada ha cambiado". Además, sin citar expresamente a ETA, avisa de que "los únicos sujetos habilitados para plantear sugerencias a la Izquierda Abertzale son los agentes sociales, sindicales, políticos e internacionales inmersos en el desarrollo del Proceso Democrático".

"Quienes están empeñados en sostener posiciones de marcado carácter inmovilista no pueden ocultar su decepción y cada vez más acentuado nerviosismo", dice Otegi en su texto difundido esta tarde por la web -íntegramente en inglés- creada tras el alto el fuego de ETA con el objeto de llamar la atención de la comunidad internacional. El texto tiene por título "Una oportunidad para las soluciones democráticas la credibilidad nuestra primera batalla" y en él afirma que "los independentistas y socialistas vascos han construido un escenario político nuevo". "A pesar de los estériles intentos por tratar de evitarlo, hoy ya nadie es capaz de sostener con rigor, mas allá de la mera propaganda política, que nada ha cambiado", añade.

Batalla de carácter «estratégico»

Otegi hace especial hincapié en el capítulo de la credibilidad al afirmar que es "la primera batalla que había que librar con carácter estratégico". "Cuando iniciamos las primeras reflexiones en torno a la necesidad de abordar una profunda revisión autocrítica sobre nuestra estrategia (inmediatamente después del fracaso del proceso de diálogo) éramos conscientes de que las experiencias negociadoras (fundamentalmente Lizarra y la última) frustradas habían hecho mella en nuestra credibilidad política entre los ciudadanos vascos", explica.

«Indpendentistas y socialistas vascos han construido un nuevo escenario político»

Dice que la izquierda abertzale debe "desechar lecturas autocomplacientes" y "huir de debates" entorno a si su pérdida de credibilidad "era mayor o menor que la del Estado". "El Estado puede soportar alguna pérdida en ese sentido en la medida en que su estrategia legitimadora no necesita la aceptación popular vasca, mientras que para los que impulsamos el proceso de liberación nacional la legitimación y aceptación popular es sencillamente imprescindible", explica.

«Urgente» recuperar la credibilidad

Llega a calificar como "urgente" la necesidad que tenía la izquierda abertzale de recuperar credibilidad "por cuanto que además la apuesta unilateral por abrir un proceso democrático se sustentaba en dos pilares fundamentales: Nuestro Pueblo y la Comunidad Internacional". Las alusiones al "proceso democrático" aparecen recogidas en numerosos documentos internos de ETA, algunos de los cuales advertían de que este concepto no significaba "abandonar la lucha armada para dar el salto al ciclo político", según informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

«Se equivocan quienes nos dicen cómo y cuando plantear nuestras iniciativas»

"Se equivocan de plano aquellos sectores que instalados en el inmovilismo se dedican a decirnos, que, como y cuando debemos plantear nuestras iniciativas y propuestas", sentencia el comentario de Otegi en el que además advierte de que "los únicos sujetos habilitados para plantear sugerencias o propuestas a la Izquierda Abertzale en esta fase del Proceso son los agentes sociales, sindicales, políticos e internacionales que están inmersos en la tarea de desarrollar el Proceso Democrático". "Todos nuestros esfuerzos han estado dirigidos a ganarnos su credibilidad y a aumentar nuestro mutuo grado de confianza", zanja Otegi.