El Supremo sigue adelante con el juicio contra Garzón por la Memoria Histórica
El juez Garzón, a su llegada al Tribunal Supremo - reuters

El Supremo sigue adelante con el juicio contra Garzón por la Memoria Histórica

Se reanuda el juicio al considerar la sala que, aunque la instrucción del juez Varela pudo cometer algún «exceso», los «actos no tienen entidad para justificar la nulidad»

madrid Actualizado:

Se reanuda el juicio contra Baltasar Garzón por la Memoria Histórica al no admitir el Tribunal Supremo las cuestiones previas planteadas por la defensa del juez, entre ellas la aplicación al caso de la «doctrina Botín».

Aunque la sala admite que la instrucción del juez Varela pudo cometer algún «exceso», los «actos no tienen entidad para justificar la nulidad de las actuaciones».

La defensa había solicitado la nulidad de la causa por entender que Varela «orientó» a Manos Limpias a la hora de hacer su escrito de acusación.

Garzón se negó a contestar a la acusación popular al considerar que no está legitimada para acusarle. «No voy a contestar a las preguntas de la acción popular al considerar que no está legitimada para estar en esta sala ejerciendo la acusación», declaró.

El tribunal entiende que en este caso se puede aplicar la «doctrina Atutxa», que permite acusar en solitario a la acción popular si es para defender «intereses colectivos». En los hechos que se juzgan en esta causa los bienes jurídicos protegidos son de «naturaleza pública».

La única petición que ha aceptado la sala ha sido la de admitir que en el juicio declaren tres personas relacionadas con las asociaciones para la recuperación de la Memoria Histórica en sustitución de otros tres testigos que no pueden acudir a la vista por enfermedad o fallecimiento.

Manos Limpias y la asociación Libertad e Identidad reclaman para Garzón 20 años de inhabilitación por un delito de prevaricación.