Ignacio González, expesidente de la Comunidad de Madrid
Ignacio González, expesidente de la Comunidad de Madrid - EFE

Ignacio González acusa al PP nacional de controlar las adjudicaciones públicas en Madrid

El expresidente de Madrid y cabecilla de la trama Lezo ha declarado como testigos por la caja B del PP

MadridActualizado:

El expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González ha acusado este lunes al Partido Popular nacional de «controlar todas las adjudicaciones» públicas en la región cuando él aterrizó en el gobierno autonómico, en el año 2003, con el cargo de vicepresidente, según fuentes de las acusaciones presentes en su declaración. González, quien ha declarado como testigo en la causa de la caja B del PP, ha asegurado que entonces instruyó a sus subordinados el Gobierno autonómico para que no se plegaran a las presiones de los entonces tesoreros y gerentes del PP, Lapuerta y Bárcenas, considerados por la Fiscalía dos llaves políticas al servicio de la trama de corrupción Gürtel, juzgada en la Audiencia Nacional.

González -quien se encuentra imputado por ser considerado el cabecilla de la causa Lezo, donde se enfrenta a graves acusaciones de corrupción de las que trata de defenderse- conocía la existencia de una grabación en la que el empresario Rafael Palencia reconocía pagos irregulares al PP. Según fuentes jurídicas presentes en el interrogatorio, González ha insinuado que esa grabación llegó a Génova, sin explicar cómo le llegó esa información. La confesión de Palencia tuvo lugar en una reunión con Ildefonso de Miguel, el antiguo director gerente del Canal y hombre cercano a González, quien hoy ha confirmado que el encuentro se produjo y ha validado la grabación. De Miguel también ha testificado por los mismos hechos.

González y De Miguel han sido citados como testigos por el juez José de la Mata, que investiga la llamada caja B del Partido Popular, una supuesta contabilidad opaca que los tesoreros del partido manejaron durante 18 años, según consideran acreditado los investigadores. Esta prueba se acordó tras salir a la luz la grabación de una conversación entre Ignacio González y Eduardo Zaplana, que comentaban la existencia de la grabación a Palencia y De Miguel, con la que supuestamente se habría chantajeado al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Zaplana testificará por ello en las próximas horas.

La grabación pertenecía a la investigación del caso Lezo, que indaga en una trama de corrupción que anidó en el Canal de Isabel II, la poderosa empresa que gestiona las aguas de Madrid. Esta causa está en manos del también juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón, del juzgado central de instrucción número 6. Las confesiones del cabecilla de la Gürtel, Francisco Correa, y esta grabación provocaron que el juez investigador reabriera la causa que enjuiciará los llamados papeles de Bárcenas, las anotaciones sobre la caja B, que se encontraba a las puertas del juicio. El juez acordó las testificales, solicitadas por la acusación popular que ejerce Izquierda Unida, para ayudar a esclarecer si se han producido las entregas.

Ignacio González, Ildefonso de Miguel y Javier López Madrid, que también ha testificado este lunes, están además imputados en el caso Lezo. Esta causa indaga en los fondos públicos que los implicados se llevaron ilegalmente pero también en una posible financiación irregular al PP. El juez sospecha que la constructora OHL abonó a González una comisión de 1,4 millones de euros a cambio de la adjudicación de las obras del tren de Móstoles a Navalcarnero, parte de la cual pudo acabar en la caja del partido.