Pedro Sánchez y Carmen Calvo - AFP/ vídeo: EP

El Gobierno reprende a Torra por «llamar a la insurrección», pero no aplicará el 155

El Ejecutivo rechaza intervenir la autonomía porque «solo ha habido un discurso inflamado» del presidente catalán

MadridActualizado:

El Gobierno ha salido hoy lunes en bloque a responder al llamamiento del presidente catalán, Quim Torra, a la «vía eslovena» para avanzar hacia la independencia de Cataluña, unas declaraciones «absolutamente rechazables» e «insensatas».

Así se ha expreasdo la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, que en una entrevista en Radio Euskadi ha firmado que «ni Cataluña es Eslovenia, ni España es Serbia». A su juicio, Torra olvida «que hubo decenas de muertos y centenares de heridos» en ese conflicto y que «no es ético ni moral sacrificar una vida por una idea política».

El Gobierno espera que «dentro de las mismas filas independentistas lleven a corregírselo». Celaá ha avisado de que si hubiera «una quiebra de la legalidad, el Gobierno de España actuará», si bien ha descartado aplicar el artículo 155 que le exige el PP porque hasta ahora «solo ha habido un discurso inflamado y una retórica que el propio Torra debería desarmar para poner razón donde ha habido un exceso de emoción».

Calvo anuncia que el Gobierno tomará medidas

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha considerado que el presidente catalán ha alentado a una «vía sangrienta». En declaraciones a Canal Sur Televisión recogidas por Europa Press, Calvo ha señalado que Torra no puede seguir creando más inseguridad en Cataluña porque su actitud es la contraria a la obligación que tiene como cargo público.

Carmen Calvo ha mostrado su preocupación por la actitud del presidente catalán ante los incidentes que se han vivido en Cataluña con los CDR, ya que no puede decir a los cuerpos de seguridad que no hagan lo que tienen que hacer. «Eso es lo contrario a lo que tiene que hacer un cargo público, que tiene que dar seguridad y tranquilidad a la convivencia y a la resolución de los problemas», ha indicado antes de lamentar que Torra «no sabe ni de lejos cuál es su posición estatutaria ni constitucional».

Según ha anunciado la vicepresidenta, el Gobierno español adoptará medidas para que no se vuelvan a producir los hechos que han tenido lugar este fin de semana en Cataluña. Carmen Calvo ha garantizado que el Ejecutivo adoptará medidas para que no vuelva ocurrir, si bien ha advertido de que aplicar el artículo 155 de la Constitución es «la última medida a la que hay que llegar».

«La Constitución y el Estado de Derecho establecen situaciones de respuesta en las que se encuentra el Gobierno porque esto no puede volver a ocurrir», ha manifestado la vicepresidenta del Gobierno. Calvo ha insistido en que lo que ocurrió ayer en Cataluña «va a tener consecuencias», a la par que ha advertido de que el presidente catalán, Quim Torra, «no puede inhibirse cuando ocurren situaciones que provocan intranquilidad en la ciudadanía porque su principal obligación en Cataluña, como autoridad del Estado que es, es el mantenimiento de la seguridad y la convivencia».

«El Gobierno está estudiando toda la capacidad de respuesta que tenemos en todas las vías posibles porque esto no puede ocurrir y menos cuando la seguridad depende fundamentalmente de la propia responsabilidad de Generalitat y de Torra, que tiene que saber que está en Cataluña para gobernar para todos, para establecer seguridad y tranquilidad en la convivencia y no para generar todo contrario», ha afirmado Calvo.

Borrell

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, también ha censurado las declaraciones del presidente catalán, al considerar que «parece que está llamando a la insurrección», aunque en todo caso ha descartado así que el Gobierno vaya a aplicar el artículo 155 en respuesta, como ha pedido el PP.

«Es un lenguaje que parece que esté llamando a una insurrección», ha avisado el jefe de la diplomacia española a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE. «A todo el mundo inquieta naturalmente este tipo de planteamiento», ha admitido Borrell, que ha censurado las declaraciones tanto de Torra como de Comín.

Aunque no es «la primera vez que los líderes independendistas recurren a este tipo de planteamientos» ya que en el Parlament de Cataluña «han propuesto seguir la vía de Kosovo» y el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras ha apostado por «seguir la vía irlandesa», que «acabó en una guerra civil tremenda», Borrell ha admitido que las nuevas declaraciones de Torra y Comín a favor de la vía eslovena se han hecho con «contundencia» y de forma «muy rotunda» al afirmar cosas como que estaban «dispuestos a pagar el precio más alto que haga falta, que el final será dramático, ni un paso atrás» y parece que están «llamando a una insurrección».