Isabel Celaá, portavoz del Gobierno - EFE | Vídeo: El Gobierno responde a Torra que «no acepta ultimátums»

El Gobierno rechaza aplicar el 155 porque no se toma en serio el ultimátum de Torra

Rechaza las advertencias del presidente de la Generalitat: «El presidente de la Generalitat no tiene que esperar a noviembre. La respuesta es autogobierno y no independencia»

MadridActualizado:

El Gobierno rechaza el ultimátum del presidente de la Generalitat de Cataluña de pactar un referéndum de autodeterminación, pero insiste en su apuesta por la normalización y rechaza la aplicación del artículo 155: « El presidente de la Generalitat no tiene que esperar a noviembre. La respuesta es autogobierno y no independencia. La propuesta es convivencia y no independencia».

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha comparecido esta tarde en La Moncloa después de que el Ejecutivo permaneciese en silencio durante el día de ayer pese a los graves incidentes en las calles de Cataluña, donde grupos radicales que por la mañana habían sido alentados por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, rodeaban el parlamento catalán. Después de valoraciones confusas que restaban importancia a las declaraciones de Torra, el Gobierno se ha visto forzado a comparecer después del ultimátum lanzado esta tarde por Torra, que ha demandado un pacto para celebrar un referéndum de autodeterminación antes de noviembre o de lo contrario dejará de apoyar a Sánchez en el Congreso de los Diputados.

Celaá ha cuestionado la existencia de «muchos intereses que pretenden agudizar el conflicto y la confrontación», una referencia a PP y Ciudadanos, a los que poco después la portavoz ha dejado claro que insiste en su «voluntad de tender puentes», porque el Gobierno cree que el diálogo «está teniendo sus frutos».

Sánchez insiste así en situarse en un espacio equidistante. Ni referéndum de independencia ni 155. La portavoz ha dicho que se posicionan «entre quiebra legalidad y 155 perpetuo que otros quieren imponer», y ha reclamado a PP y Ciudadanos que «hacer oposición es apoyar al Gobierno en las cuestiones de Estado». Celaá ha dejado claro que por el momento la intervención no está encima de la mesao: "El Gobierno no va a aplicar el 155 mientras no haya razones evidentes para aplicarlo, una cuestión que no se ha producido".