Visitantes en el Valle de los Caídos, el pasado viernes - EFE | Vídeo ATLAS

El Gobierno aprueba hoy el decreto para exhumar a Franco

La familia tendrá un plazo de quince días para presentar alegaciones

MadridActualizado:

El Consejo de Ministros tiene previsto aprobar hoy el inicio del proceso administrativo para la exhumación de Francisco Franco del Valle de los Caídos. Después de que el pasado domingo entrase en vigor el Decreto-Ley consolidado por el Gobierno que modifica la Ley de Memoria Histórica, se dispuso que en la basílica «sólo podrán yacer fallecidos durante la Guerra Civil», y no después, como sucede con los restos del dictador.

A partir del decreto que saque adelante hoy el Gobierno, que designará un órgano instructor del caso, la familia contará con un plazo de quince días para personarse, y presentar alegaciones o decidir el destino de los restos de Franco, según declaró la semana pasada la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. Durante ese periodo, la familia podrá ser escuchada ante un juzgado ordinario, ya que la figura del Decreto-Ley cuenta con el respaldo del Tribunal Constitucional, ante el cual no puede recurrir un particular. La única vía que se contempla es impugar ante el órgano de garantías el desarrollo de la ley una vez que la norma sea ratificada por el Congreso, no antes.

Sin embargo, si la familia no se ocupa de los restos, el Estado debe darle sepultura, como ocurre siempre que los familiares no se localizan o no asumen el destino de un cadáver, en un lugar «digno y respetuoso», afirmó la vicepresidenta. En un inicio, se contempló la posibilidad de enterrarlo en la capilla de la familia en El Pardo (Madrid), aunque el nieto del dictador, Francis Franco, no lo «contempla» por «falta de seguridad».

Para ello, el Gobierno tendrá que solicitar la asignación del título de derecho funerario al ayuntamiento correspondiente y esperar, en el plazo de un mes, la emisión del informe no vinculante del órgano autonómico competente en sanidad mortuaria. Tras estos trámites, los interesados volverán a contar con diez días de alegaciones.

El futuro del Valle

También se debatirá en el Consejo qué sucederá con el monumento, después de que Pedro Sánchez haya rectificado y, en un «bandazo» más de los socialistas, declarase que no será un «museo de reconciliación democrática» sino un cementerio civil. El Jefe del Ejecutivo no cree que quepa la opción de «resignificarlo», por «su vinculación simbólica» con la dictadura.

El Gobierno de Sánchez espera que las actuaciones terminen a finales de año, aunque podría prolongarse los doce meses de caducidad con los que cuenta el Decreto-Ley. Por su parte, la familia de Franco «no se rinde» y estudia las alegaciones en contra del proceso, según afirmó ayer el presidente de la Fundación Nacional Francisco Franco, en declaraciones a Efe.