La presidenta del Congreso, Ana Pastor
La presidenta del Congreso, Ana Pastor - EFE

Así funciona la Comisión de Secretos Oficiales

Sus miembros, que acceden a información reservada y secreta del Estado, necesitan el apoyo de tres quintos del Congreso

MadridActualizado:

La Comisión de control de los créditos destinados a gastos reservados, más conocida como Comisión de Secretos Oficiales, canaliza el acceso del Congreso a materias reservadas del Estado. Por eso no extraña que en la legislatura de 2011, el PP se opusiera con su mayoría a que Amaiur o ERC, en plena deriva secesionista, entraran en una Comisión, cuyos miembros son elegidos con especiales cautelas.

En la pasada legislatura, la breve y fallida, ni siquiera hubo tiempo para constituir esta Comisión. La última vez que se aprobó este órgano especial del Congreso fue el 23 de febrero de 2012, después de que el PP ganara las elecciones en noviembre de 2011. El presidente de la Comisión es también el del Congreso, en ese caso fue Jesús Posada, y en la legislatura actual lo será Ana Pastor. La composición es muy reducida: un portavoz por cada grupo parlamentario.

Así se eligen sus miembros

El sistema de elección de sus miembros es como el de la Mesa: papeleta en urna, con tantos nombres como grupos. Los miembros necesitan el respaldo de tres quintos del Pleno para formar parte de esta Comisión, es decir, de 210 diputados. Por tanto, si un diputado de ERC no tiene el respaldo de esa mayoría, sencillamente se queda fuera de los secretos oficiales. Es lo que ocurrió en 2012.

Los secretos en el Congreso

El funcionamiento de esta Comisión viene regulado en una Resolución de la Presidencia del Congreso en 2004. Las Comisiones y uno o más Grupos Parlamentarios que comprendan, al menos, la cuarta parte de los miembros del Congreso, podrán recabar, por conducto de la Presidencia de la Cámara, que se informe a la misma sobre materias que hubieran sido declaradas clasificadas conforme a la Ley sobre Secretos Oficiales.

Si la materia en cuestión hubiera sido clasificada en la categoría de secreto, el Gobierno facilitará la información recabada a un Diputado por cada Grupo Parlamentario. Los Diputados serán elegidos al efecto por el Pleno de la Cámara por mayoría de tres quintos. Son los que están en la Comisión.

Si la materia en cuestión hubiera sido clasificada en la categoría de reservado, el Gobierno facilitará la información a los Portavoces de los Grupos Parlamentarios o a los representantes de los mismos en la Comisión, cuando hubiera partido de ésta la iniciativa de la solicitud.

Además, de forma excepcional, el Gobierno podrá solicitar de la Mesa que la información sobre una determinada materia declarada secreta sea facilitada exclusivamente al Presidente del Congreso, o al de la Comisión, cuando la petición hubiese sido formulada por esta última.

Gastos reservados e informes

Así, entre sus funciones están el control de los gastos reservados, el análisis de informes y documentos reservados y secretos, la fiscalización del CNI y lo relacionado en general con la seguridad del Estado. Esta Comisión ha tratado asuntos relacionados con la lucha antiterrorista, los atentados del 11-M y los vuelos de la CIA.

Sesiones secretas

Las sesiones de la Comisión de Secretos Oficiales son secretas. Los diputados tienen la obligación de no revelar su contenido, por tanto, pero esto no siempre se cumple. De hecho, en la anterior legislatura, después de las comparecencias del director del CNI era habitual que algún diputado miembro de la Comisión (de grupos minoritarios) explicase a los periodistas lo que se había tratado. También suelen comparecer en esta Comisión los ministros de Defensa, Interior y Exteriores, así como de la vicepresidenta en la X Legislatura, al tener bajo su autoridad el CNI.

El artículo 16 del Reglamento del Congreso establece que los diputados están obligados «a no divulgar las actuaciones que, según lo dispuesto en aquél, puedan tener excepcionalmente el carácter de secretas».

En la Legislatura de 2011, salieron elegidos sin problema, en la primera constitución del Congreso, Alfonso Alonso (PP), Soraya Rodríguez (PSOE), Josep Antoni Duran Lleida (CiU), Josu Erkoreka (PNV), Cayo Lara (IU) y Rosa Díez (UPyD). Faltaba un séptimo miembro, el del Grupo Mixto, donde se encontraba ERC, pero el PP lo impidió por no cumplir los requisitos para acceder a una información especialmente «sensible».