Marcelo Rebelo de Sousa y Mariano Rajoy, en La Moncloa
Marcelo Rebelo de Sousa y Mariano Rajoy, en La Moncloa - AFP

España y Portugal darán la batalla juntos para avanzar hacia más y mejor Europa

El presidente del Gobierno se reúne con Marcelo Rebelo de Sousa en el Palacio de la Moncloa

MadridActualizado:

Se les acaban los calificativos a Mariano Rajoy y Marcelo Rebelo de Sousa a la hora de definir el buen estado de las relaciones bilaterales de España y Portugal. En una palabra, la relación es «excelente», y ambos países quieren aprovecharlo para ir más allá. Rajoy y Rebelo de Sousa han explicado que los dos países darán la batalla juntos en la Unión Europea para profundizar en el proceso de integración. Para lograr, en definitiva, más y mejor Europa.

El presidente del Gobierno se ha reunido con el presidente de Portugal en el Palacio de la Moncloa. Rebelo de Sousa se encuentra de visita de Estado en España, y mañana se desplazará hasta Salamanca. En La Moncloa, en la sala Tapies, ambos han hecho una declaración, sin preguntas, para destacar precisamente su europeísmo compartido.

Rajoy ha explicado que los dos países apuestan claramente por el proyecto europeo. Ambos coinciden en la postura ante el Brexit, sobre todo a la hora de poner por delante los derechos de los ciudadanos, pero también en la necesidad de mantener una buena relación con Reino Unido, antes, durante y después de su salida definitiva de la UE.

Otra coincidencia de España y Portugal es su posición ante las negociaciones para los próximos presupuestos de la Unión Europea. Los dos países lucharán juntos por las políticas de cohesión, por las políticas agrarias, el desarrollo rural y los pueblos pequeños.

Pero España y Portugal también quieren que la Unión Europa siga avanzando con paso decidido. El objetivo es profundizar en la Unión económica y monetaria, y lograr una unión fiscal que evite la durísima crisis que han vivido los países ibéricos en la ultima década.

El presidente portugués se ha mostrado totalmente de acuerdo con Rajoy, y ha pedido también pasos «claros y rápidos» en la Unión Europea para avanzar hacia una mayor integración.