Imagen tomada de un monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional de Isabel Jordán
Imagen tomada de un monitor de la sala de prensa de la Audiencia Nacional de Isabel Jordán - EFE

Una empleada de la Gürtel identifica a Bárcenas como «Luis el cabrón»

Isabel Jordán explica que el exmarido de Ana Mato le presentó a Francisco Correa, el cabecilla

Actualizado:

Una empleada de la trama Gürtel, Isabel Jordán, ha identificado este lunes a la persona que se esconde detrás de la expresión «Luis el cabrón» como el extesorero del Partido Popular Luis Bárcenas, juzgado por utilizar su influencia como político para favorecer a las empresas de la red corrupta dirigida por Francisco Correa. Jordán, para quien la fiscal pide 39 años de cárcel, ha asegurado que escuchó a Correa utilizar esta expresión en una conversación por teléfono en la que se quejaba de que el PP había dejado de contratarle para organizar sus eventos.

Esta declaración contradice la tesis que han mantenido los principales acusados en la vista oral que se desarrolla en la Audiencia Nacional: tanto Correa como Pablo Crespo aseguraron al tribunal que «Luis el cabrón» es el empresario Luis Delso, quien tenía una deuda con ellos y quien declarara en el juicio como testigo. «Yo le diría que lo dijo para referirse al señor Bárcenas. Hablaban del partido», ha dicho Jordán, quien ha añadido que no tiene información de que le pagaran dinero.

Jordán, considerada la administradora de algunas de las empresas de Correa, ha buscado convencer al tribunal de que ella no podía tomar ninguna decisión y ha explicado que el exalcalde de Pozuelo de Alarcón, Jesús Sepúlveda, le presentó a Correa, el empresario que dirigió la trama y para quien piden 125 años de cárcel. Hasta entonces, ella había trabajado en agencias de publicidad y comunicación.

«Ninguno de los dos hacíamos nada sin el consentimiento de Crespo, y me imagino que él lo requería de Correa. Se funcionaba así», ha expresado Jordán en alusión a ella y otro empleado de la red corrupta, Javier Nombela. La acusada ha explicado que el entramado de empresas se organizó como una pirámide jerárquica y ha querido convencer al tribunal de su falta de responsabilidad. «Cualquier mínimo detalle se lo comentaba a Crespo», ha señalado Jordán, a preguntas de la Fiscalía.

Con esa misma intención, la acusada también ha exonerado a José Luis Izquierdo, a quien el Ministerio Público considera el contable de los pagos de la trama. «No creo que Izquierdo dispusiera de dinero sin autorizarlo ni Crespo ni Correa», ha expresado. Jordán ha asegurado que ha conocido mucha información sobre lo que sucedía entre las bambalinas de sus empresas al leerla en el sumario de la causa.

La acusada ha contextualizado los regalos a políticos, que según la Fiscalía se practicaron para corromper la función público, como «una especie de atención» con los clientes de las empresas. «Ahora suena muy raro, pero en aquel momentos no pensabas que no se pudiera regalar a un funcionario público. Eran personas a las que veíamos en el trabajo y era una especie de atención, un detalle».