Declaración del presunto contable de la trama Gürtel, José Luis Izquierdo
Declaración del presunto contable de la trama Gürtel, José Luis Izquierdo - EFE
Audiencia Nacional

El contable de Correa dice que nunca pagó a políticos y que actuó bajo las órdenes del cabecilla de Gürtel

José Luis Izquierdo responde solo a dos preguntas de su defensa alegando motivos de salud

MadridActualizado:

Apenas dos minutos ha durado la declaración del contable de Francisco Correa, José Luis Izquierdo, en el juicio del caso Gürtel. Izquierdo ha alegado motivos de salud para no someterse a los interrogatorios de las partes y tan solo ha contestado a dos preguntas de su defensa.

«Mi decisión de no contestar a las preguntas obedece a mi estado de salud y mental porque padezco una grave depresión y principio de demencia senil», lo que afecta «gravemente», ha dicho, a su capacidad de concentración.

El imputado, que a lo largo de la mañana ha tenido que escuchar las preguntas que la Fiscalía y cinco defensas (durante casi tres horas) quisieron consignar, tan solo ha señalado que no se ratifica en ninguna de las declaraciones que prestó en sede policial y judicial porque cuando lo hizo se sintió «coaccionado» y «bajo presión».

Sí ha querido dejar constancia de que «nunca» le ha pagado dinero a ningún político y que siempre ha actuado «bajo las órdenes» de Correa y de su número dos, Pablo Crespo.

La abogada del contable, que ha pedido un nuevo reconocimiento médico, ha criticado ante el tribunal la «situación de estrés» a la que se ha sometido a su cliente al formular las partes sus preguntas durante casi tres horas. El Tribunal ha interrumpido la sesión hasta el próximo lunes, cuando está previsto que declare la administradora de una de las empresas de Correa, Isabel Jordán.

La Fiscalía pide para Izquierdo 45 años de prisión. Según el Ministerio Fiscal, era el encargado de elaborar archivos y documentos para controlar los pagos efectuados a algunos de los responsables de las Administraciones Públicas con los que Correa negociaba comisiones a cambio de adjudicaciones públicas favorables a sus sociedades.

En esos documentos, Izquierdo apuntaba el nombre o las iniciales del cargo público, el importe que se le entregaba, la fecha de entrega y, en ocasiones, el concepto. Todo ello, por encargo y bajo la supervisión de Correa y de su número dos, Pablo Crespo.

Además, y siempre según las fiscales del caso, el presunto contable generaba fondos opacos a la Hacienda Pública a través de la emisión de facturas ficticias y la gestión de la «caja B» de las sociedades patrimoniales del Grupo Correa, informa Ep.

No obstante, tanto Correa como Crespo exculparon a Izquierdo de cualquier irregularidad asegurando que éste no era contable, sino un auxiliar ya que no tiene estudios secundarios ni de contabilidad. «Es un mero amanuense», destacó el exsecretario de Organización del PP en Galicia (Crespo). Correa, por su parte, aseguró que Izquierdo recibía órdenes directas de él y que apuntaba las instrucciones que él le daba.

Izquiedo se enfrenta a 45 años y 2 meses de prisión por los delitos de asociación ilícita, cohecho activo continuado, falsedad continuada, contra la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.