El diplomático Juan Fernández Trigo asume las funciones de Raül Romeva
El diplomático Juan Fernández Trigo asume las funciones de Raül Romeva - AFP

El diplomático Juan Fernández Trigo asume el control de la Conselleria catalana de Exteriores

El control de las «embajadas» catalanas no está planteando problemas

MadridActualizado:

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, ha encargado al diplomático Juan Fernández Trigo, la coordinación del control de la Consellería de Asuntos y Relaciones Institucionales y Exteriores y Transparencia de la Generalitat de Cataluña, que dirigía Raül Romeva, hasta su destitución tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución, según confirmaron fuentes diplomáticas.

[ Sigue al minuto toda la información sobre el desafío independentista]

Fernández Trigo llegó este martes a Barcelona, junto al secretario general técnico del Ministerio de Asuntos Exteriores, José María Muriel, y otros funcionarios del departamento, para conocer sobre el terreno la situación de la Conselleria, de la que dependían el Diplocat y las delegaciones de la Generalitat en el extranjero suprimidas tras la intervención del Gobierno.

El equipo de Exteriores tiene como interlocutor a Aleix Villlatoro, «número dos» de Romeva, que sigue en el puesto, a pesar de que la Conselleria ha perdido la gran parte de sus competencias, ya que estaba dedicada fundamentalmente a funcionar como una especie de Ministerio de Asuntos Exteriores del Govern.

Juan Fernández Trigo permanecerá algún tiempo en Barcelona estudiando la situación de la Conselleria, y estará en contactos con sus superiores en Madrid para informarles de los datos que vaya conociendo. Hasta el momento, según fuentes diplomáticas, el control de las «embajadas» catalanas no está planteando problemas. En las que no han sido cerradas físicamente porque compartían dependencias con las oficinas comerciales, turísticas o culturales, el trabajo se desarrolla con normalidad.

Nacido en Tarrasa, Juan Fernández Trigo ha sido hasta hace pocas fechas jefe de la Delegación de la Unión Europea en Uruguay, tras haber sido entre febrero de 2010 y febrero de 2013 embajador de España en Paraguay. Con anterioridad, fue embajador en Haití, donde resultó herido como consecuencia del terremoto que asoló al país caribeño en enero de 2010.