Detenidos los tres batasunos que lanzaron tartas contra Barcina en Toulouse

Se trata de tres españoles, uno de ellos concejal de Arruazu vinculado a la izquierda abertzale

pamplona Actualizado:

La Policía Foral ha detenido este viernes en Pamplona a los tres batasunos que lanzaron sendas tartas contra la presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, durante una reunión de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), en la localidad francesa de Toulouse.

Los tres detenidos son españoles, dos navarros y un guipuzcoano. Pero lo que más llama la atención es que uno de ellos es Gorka Ovejero Gamboa, concejal en Arruazu de la agrupación electoral Batzalarre, vinculada a la izquierda abertzale. Ovejero fue teniente de alcalde de la localidad la legislatura pasada y presidente de la Mancomunidad de la Sakana.

Otro de los detenidos es Julio Villanueva, que no es nuevo en este tipo de actos. De hecho, fue condenado a cuatro años y diez meses de cárcel por cortar los cables de transporte de los blondines de cemento durante la construcción del pantano de Itoiz, en Navarra. También el año pasado fue detenido por provocar incidentes en la vía del tren en Urbina.

El tercer detenido es Ibon García, natural de Lezo, en Guipúzcoa, y no se tiene constancia de que haya sido detenido anteriormente. Los detenidos pertenecen al movimiento de desobediencia al Tren de Alta Velocidad, Mugitu!, que esta misma tarde ha convocado una rueda de prensa en Pamplona para exponer las razones que le han llevado a realizar dicha acción.

Poco antes de conocerse las detenciones, desde el Ejecutivo se ha señalado, en un comunicado, que la Policía Foral y la Police Nationale gala colaboraban «estrechamente» en la investigación para identificar a los autores de la agresión, que podría ser tipificada penalmente como «atentado contra la autoridad».

Los hechos sucedieron en el acto de toma de posesión de la jefatura de la Comunidad de Trabajo de los Pirineos (CTP), que se celebraba en la sede del Consejo General de la Région de Midi-Pyrenées, en Toulouse, donde irrumpió un grupo de personas que lanzaron a Barcina tres tartas, dos de las cuales impactaron contra su rostro y su ropa.