Los Reyes saludan al personal médico durante su visita a los heridos del atentado de Cataluña
Los Reyes saludan al personal médico durante su visita a los heridos del atentado de Cataluña - EFE

Casa del Rey tenía permiso de los padres para difundir imágenes

Zarzuela responde a «la Generalidad» aunque aún no ha recibido su carta

MadridActualizado:

La Casa del Rey hizo pública en la tarde de ayer una nota aclaratoria en la que afirma que tenía autorización de los pacientes o de sus padres, cuando se trataba de menores de edad, y de los responsables de los centros sanitarios para grabar y difundir las imágenes que se tomaron durante la visita que los Reyes realizaron el pasado sábado a los heridos en el atentado de Barcelona ingresados en los hospitales del Mar y de San Pablo.

Esta aclaración llegaba horas después de que la Generalitat de Cataluña divulgara que había enviado una carta a la Casa del Rey en la que pedían a la Jefatura del Estado que retirara de su página web y de las redes sociales las imágenes de menores y adolescentes víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils. Curiosamente, esa carta no había sido recibida en la tarde de ayer en el Palacio de La Zarzuela, pero su contenido sí que había sido trasladado a los medios de comunicación.

La carta, en cuestión, habría sido enviada a la Casa del Rey por el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat de Cataluña a través de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia. Según la carta de la Generalitat, «la difusión de este tipo de imágenes supone una injerencia en el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen de las víctimas menores de edad». Además, añadía que «la difusión de imágenes de niños que han vivido experiencias traumáticas está expresamente prohibida por la legislación de protección a la infancia y la adolescencia».

Una triple autorización

En su nota aclaratoria, La Zarzuela afirma que la citada carta de «la Generalidad de Cataluña» -así la menciona- «hasta este momento, no ha tenido entrada en la Casa de Su Majestad el Rey». También explica que todas las imágenes que se difundieron contaban con una triple autorización.

Según relata La Zarzuela, la víspera de la visita de los Reyes a los hospitales, los servicios de Protocolo de la Casa del Rey y de la Generalidad de Cataluña, en presencia de la dirección médica de los respectivos hospitales, visitaron y solicitaron permiso expreso de cada hospital, paciente y familia (si eran menores de edad), para visitar y realizar imágenes para su posterior distribución a los medios de comunicación». Esta solicitud se realizó explícitamente durante las visitas preparatorias, con presencia de los responsables de Comunicación de La Zarzuela y de los respectivos hospitales.

La Casa Real alega que las cámaras entraron «solo en aquellos casos en los que se concedió permiso»

Se mantienen fotos y vídeos

Por tanto, Zarzuela manifiesta que «el uso de las imágenes de menores en esa visita se hizo con la autorización de sus respectivos padres». Pero, además, la Casa del Rey recuerda en su nota que esta institución subraya «la necesidad de respetar al máximo los derechos del menor en todo momento», tal como manifiesta la Dirección de Atención a la Infancia y Adolescencia de la Generalidad.

Asimismo, la Casa del Rey aprovecha esta oportunidad para «expresar una vez más su agradecimiento a los profesionales de los hospitales tanto por su labor como por la atención dispensada durante esas visitas». Fuentes de la Casa del Rey añadieron que se mantendrán, por lo tanto, las imágenes publicadas a través de las redes sociales y en la página web.