Cae en Canarias una banda que trabajaba con personas y drogas

Han sido detenidas 18 personas, se han intervenido más de 410 kilos de hachís, uno de metanfetamina y 300 gramos de cocaína

Las Palmas de Gran Canaria Actualizado:

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desmantelado, con la detención de sus 18 integrantes, una organización que se dedicaba a traficar con drogas y personas en Canarias, para lo que se valía de un taxista, que daba cobertura a los traslados de los narcotraficantes.

En esta operación, denominada «Luna Llena», han sido detenidas dieciocho personas, se han intervenido más de 410 kilos de hachís, uno de metanfetamina y 300 gramos de cocaína y se ha desmantelado en Arrecife un «piso laboratorio» en el que se adulteraba cocaína.

18 personas detenidas y se han intervenido más de 410 kilos de hachís

Además de la ayuda de uno de sus miembros, taxista de profesión, la banda desarticulada trasladaba en pateras desde Marruecos a inmigrantes ilegales, unos viajes que aprovechaba para introducir hachís en las islas de Fuerteventura y Lanzarote, ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

Entre los 18 detenidos figuran seis españoles, 11 marroquíes y un congoleño. Las investigaciones se iniciaron tras conocerse la actividad que desarrollaba esta organización en las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

Varias fases

En una primera fase se logró identificar a todos los miembros de la organización, y confirmar sus lugares de residencia y de ocio, además de localizar los vehículos que utilizaban para realizar los transportes de la droga y el «modus operandi» que empleaban.

Así, se comprobó que trasladaban el hachís y la cocaína por vía aérea desde Sudamérica en equipajes. Además, introducían por las costas de Lanzarote a inmigrantes ilegales procedentes de Marruecos, quienes, aprovechando el viaje en «narcopateras», trasladaban partidas de hachís.

En una primera fase de la operación se intervinieron cerca de 280 kilos de hachís

En una primera fase de la operación se intervinieron cerca de 280 kilos de hachís en dos vehículos estacionados en los muelles de Corralejo y Puerto del Rosario (Fuerteventura) y en el interior de un taxi que se hallaba en las proximidades.

Posteriormente, a principios del pasado mes de junio, fueron detenidos los nueve ocupantes de una embarcación, a los que se incautó otros 120 kilos de hachís que transportaban. Para pasar desapercibidos ante las fuerzas y cuerpos de seguridad, la organización se valía de uno de sus miembros, de profesión taxista, que trasladaba la droga y a los narcotraficantes en su vehículo, como si se tratara de pasajeros.