Artur Mas defiende los recortes en TV3 en una entrevista en la televisión pública catalana
Artur Mas, durante la entrevista con la directora de TV3, Mònica Terribas - ep

Artur Mas defiende los recortes en TV3 en una entrevista en la televisión pública catalana

El presidente de la Generalitat afirma que la televisión no puede quedar al margen después de los ajustes en sanidad y educación

barcelona Actualizado:

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha defendido a ultranza los recortes que pretende aplicar su gobierno en TV3, en una tensa entrevista con la directora de la cadena, Mònica Terribas.

Después de que la semana pasada el secretario general de la Presidencia, Francesc Homs, anunciara una reducción de sueldos de los empleados de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA) y la eliminación de dos de los seis canales de Televisió de Catalunya (TVC), este jueves, Mas y Terribas se han visto las caras en la primera entrevista al "president" desde las elecciones del 20N.

En el tramo final de la entrevista, Terribas le ha pedido explicaciones por unos ajustes que podrían afectar a su juicio al "modelo" de televisión pública catalana.

Mas ha contestado que, si ha habido recortes en ámbitos tan sensibles como la sanidad, la educación o los servicios sociales, el Govern no puede dejar de aplicar la tijera también en los medios de comunicación públicos: "En esta casa saben que no pueden quedar al margen", ha afirmado dirigiéndose a Terribas.

El presidente catalán ha recalcado que el Govern de CiU se siente "padre de la criatura", por haber creado la televisión pública de la Generalitat en los años ochenta, y se ha mostrado "orgulloso" de que TV3 sea hoy una televisión "de referencia y de calidad".

Pero dada la actual coyuntura económica y las estrecheces financieras de la Generalitat, también los trabajadores de TV3 deberán "seguir haciendo un esfuerzo", ha señalado Mas, que ha negado que estos ajustes los haya pactado a instancias del PP. Mas ha asegurado que le "duele mucho" tener que aplicar los ajustes en el gasto público, pero ha destacado que así "Cataluña marca el camino" y se erige en un "país serio, no de pandereta".

«Sacrificios»

De cara a 2012, para evitar nuevos recortes en los servicios públicos, ha indicado que el Govern se ve obligado a pedir "sacrificios" sobre todo a los funcionarios. Mas ha reconocido que será "muy difícil" llegar a acuerdos con los sindicatos sobre los ajustes en la función pública, aunque no lo ve imposible.

Para Mas, si Cataluña quiere salir algún día del pozo, no tiene más remedio que apretarse el cinturón para reducir su déficit. El hecho de ser pionero en recortar gasto público en España es según Mas una prueba de que "Cataluña marca el camino" y pretende ser un buen "ejemplo en el sur de Europa", ganándose la condición de "país serio", aunque eso le cueste algunas "bofetadas".

"No quiero ser un país de pandereta", ha dicho Mas, que ha asegurado que no se "arrugará" en sus políticas de austeridad por mucho que el resto de comunidades autónomas no sigan su ejemplo.

En cuanto a las tasas que creará para aumentar los ingresos de la Generalitat, ha explicado que se está estudiando introducir una en el ámbito del turismo para cobrar un euro por pernoctación.