Mas, sobre los recortes: «Nada volverá a ser como lo conocimos antes»

El presidente de la Generalitat advierte a los catalanes de que cuanto antes se den cuenta «antes sabrán reaccionar»

EFE
SITGES Actualizado:

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha subrayado hoy la importancia de la crisis económica y la urgencia de afrontar cambios profundos afirmando: "Nada volverá a ser exactamente como lo habíamos conocido antes (...) Cuanto antes nos demos cuenta de que esto no será así, mejor".

Artur Mas ha realizado estas afirmaciones hoy en Sitges, donde ha clausurado junto al conseller de Salud, Boi Ruiz, una jornada técnica de trabajo sobre el Plan de Salud 2011-2015, que deberá ser aprobado por el gobierno catalán a finales de enero, antes de su traslado al Parlament.

"Nada volverá a ser exactamente como lo habíamos conocido antes, esto a veces molesta un poco. Noto, en algunos ámbitos, cierta nostalgia de los últimos tiempos, de tres o cuatro años atrás. Hay gente que está un poco anclada en que esto es un pequeño tránsito, pero que volveremos a lo que teníamos cuatro o cinco años atrás", ha asegurado el presidente catalán. "Cuanto antes nos demos cuenta de que esto no será así, mejor. Antes seremos capaces de reaccionar y pasar a la acción", ha advertido Artur Mas.

En opinión del presidente catalán, si se explican las cosas a la gente, tal y como son, y se hace pidiendo corresponsabilidad, es posible que las cosas se comprendan. A pesar de su decisión y firmeza al justificar la necesidad de los recortes, el presidente catalán ha asegurado que "si hay que rectificar se rectifica", antes de advertir contra "el orgullo y la soberbia excesiva".

Artur Mas ha destacado que, en el caso de que Cataluña cumpla con las normas de ahorro y contra el déficit fijadas por la Unión Europea, un aspecto en el que ha querido destacar que la Generalitat no tiene competencias, tendrán la posibilidad de "influir un poco", ya que el gobierno catalán sería puesto como ejemplo de las cosas que hay que hacer. Con relación a los ajustes que se acometerán en 2012, ha indicado que los ajustes más severos, que afectan a los servicios que se prestan a la gente, ya se han adoptado este año, aunque eso no significa que no se siga luchando por "los beneficios de la eficiencia".

El año próximo hay que seguir aplicando ajustes, ha anunciado, no por la vía de los servicios que se prestan, sino por otras y, en este punto ha citado "al conjunto de los servidores públicos" para los que ha anunciado "un ajuste no muy importante, pero que estará en las condiciones laborales".