El ministro de Economía y Competencia, Luis de Guindos
El ministro de Economía y Competencia, Luis de Guindos - Jaime García

Qué organismos internacionales están en manos de españoles

De Guindos se queda a las puertas de la presidencia del Eurogrupo después de éxitos diplomáticos como entrar en el Consejo de Seguridad

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El Gobierno de España sufrió ayer lunes otro varapalo en la Unión Europea después de que el holandés Jeroen Dijsselbloem fuera reelegido presidente de Eurogrupo, puesto al que aspiraba el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

Una derrota, la de De Guindos, parecida a la que sufrió en 2011 Miguel Ángel Moratinos, entonces ministro de Asuntos Exteriores. El socialista se quedó a las puertas de ser nombrado secretario general de Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y Alimentación (FAO).

El Ejecutivo había apostado sus cartas al nombramiento de De Guindos, y por eso justificó que ningún español se hiciera con la presidencia de la Comisión Europea, que cayó en manos Luxemburgo; ni la del Consejo Europeo, para Polonia. Además, las presidencias del BCE y de Política Exterior fueron para Italia, y las del Parlamento Europeo y del MEDE las ostenta Alemania. En ninguno de estos puestos sonaba tanto un nombre español como para el Eurogrupo.

A pesar del contratiempo, España continúa teniendo representantes en cargos importantes de organizaciones internacionales. Miguel Arias Cañete, exministro de Agricultura, es comisario español en la cartera de Energía y Medio Ambiente. Por otro lado, Ramón Luis Valcárcel, que presidió el Comité de las Regiones, es uno de los vicepresidentes del Parlamento Europeo desde las elecciones de 2014 por el grupo del Partido Popular Europeo.

El que fue gobernador del Banco de España entre 2000 y 2006, Jaime Caruana, es actualmente director general del Banco de Pagos Internacionales, después de un período como consejero y director del Departamento de Mercados Monetarios y de Capital. Además, José Viñals, que fue subgobernador del Banco de España en 2006, ocupa el puesto de consejero financiero y director de Asuntos Monetarios y Mercados de Capitales del FMI, sustituyendo a Caruana en su lugar.

España es desde enero miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, la mayor victoria diplomática del Gobierno de Rajoy, y ostentará la presidencia entre octubre y diciembre de 2016. España tiene asiento en el órgano decisorio tras diez de ausencia, después de una reñida votación y una larga e intensa campaña en la que el ministro de Asuntos Exteriores, García-Margallo, recorrió numerosos países para recabar apoyo.

Aumento de profesionales en la UE

A pesar de que se hayan perdido algunos de los puestos más conocidos, la presencia de profesionales españoles en el trabajo de la Unión Europea ha crecido poco a poco y especialmente en estos últimos años.

De los 38 directores generales de la Comisión dirigida por Jean Claude Juncker, cuatro son españoles: Luis Romero, del Servicio Jurídico; Xavier Prats, de Educación y Cultura; Daniel Calleja, de Empresa e Industria, y Nadia Calviño, de Presupuesto.

Además, la Alta Representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, cuenta en su equipo con varios españoles, el de mayor nivel, Luis Felipe Fernández de la Peña, director general para Europa y Asia Central, y Jorge Domecq, director de la Agencia Europea de Defensa.

Por lo que respecta a la Secretaría General del Consejo de la Unión Europea, Ángel Boixaneu, es director general de Agricultura, Pesca, Sanidad y Asuntos Sociales. Asimismo, en otras instituciones cuatro españoles son secretarios generales: Eduardo Ruiz, del Tribunal de Cuentas; Alfredo Calot, del Tribunal de Justicia; Luis Planas, del Comité Económico y Social, y Alfonso Querejeta, del Banco Europeo de Inversiones.

Lo que perdió España

Antes que Cañete, fueron comisarios de la Comisión Europea los socialistas Manuel Marín, Pedro Solbes y Joaquín Almunia, y los populares Abel Matutes, Marcelino Oreja y Loyola de Palacio. Además, Marín, de Palacio y Almunia ejercieron en algún momento la vicepresidencia de la institución.

Cargos muy importantes que han ostentado España han venido de la mano de Marcelino Oreja (secretario general del Consejo de Europa, 1984-1989), Federico Mayor Zaragoza(director general Unesco 1987-1999), Enrique Barón (presidente del Parlamento Europeo 1989-1992), Javier Solana (secretario general de la OTAN 1995-1999, así como Alto Representante del Consejo para la Política Exterior y de Seguridad Común de la Unión Europea (1999-2009), Ana Palacio (vicepresidenta del Banco Mundial 2006-2008), Rodrigo Rato (director gerente del FMI 2004-2007) y Josep Borrell (presidente del Parlamento Europeo 2004-2007).

Además, España siempre ha ocupado puestos de importancia en el Banco Central Europeo desde que se creara el 1 de junio de 1998. Sin embargo, después de que José Manuel Gozález-Páramo fuera sustituido por el luxemburgués Yves Mersch en el Comité Ejecutuvo del BCE en 2012, ningún cargo español está presente en esta institución.

También la exministra y exconsejera de Economía y Hacienda de la Junta de Andalucía, Magdalena Álvarez, ocupaba el puesto de vicepresidenta del Banco de Inversiones (BEI), pero dimitió por su imputación en el caso de los ERE fraudulentos.