La Infanta, el día en que declaró como imputada ante el juez Castro - Efe
Caso Nóos

La Audiencia levanta a la Infanta la imputación por blanqueo, pero mantiene el delito fiscal

El tribunal deja en manos del juez Castro la decisión de aplicar o no, «con libertad de criterio», la doctrina Botín

Actualizado:

La Audiencia Provincial de Palma ha levantado la imputación por blanqueo a la Infanta Cristina, pero la mantiene por dos delitos fiscales. Con esta decisión, Doña Cristina no se sentará en el banquillo si se le aplica la doctrina Botín, al no acusar ni la Fiscalía ni la acusación particular. [ Lee completo el auto de la Audiencia Provincial de Palma (PDF)]

La Audiencia Provincial de Baleares deja en manos del juez Castro la decisión de aplicar o no, «con libertad de criterio», la doctrina Botín. Será en el auto de apertura de juicio oral del «caso Nóos» donde el magistrado resolverá enviar a la Duquesa de Palma al banquillo de los acusados por dos presuntos delitos fiscales o, por el contrario, archivar definitivamente su encausamiento.

El tribunal señala que existe «un matiz o aspecto a considerar» en el caso de la Infanta comparación con otras ocasiones en las que sí se ha aplicado la doctrina, y es que no solo sobre la Duquesa pesan delitos fiscales sino también sobre otros imputados, como su marido, Iñaki Urdangarín.

Delito de blanqueo para Urdangarín

En un auto dictado por unanimidad de los tres jueces, la sección segunda de la Audiencia provincial ha resuelto los catorce recursos de apelación presentados por las partes personadas en el caso Nóos al escrito con el que el juez Castro concluyó la instrucción el pasado 25 de junio. El auto añade el delito de blanqueo a las imputaciones contra Iñaki Urdangarín, Diego Torres y Ana María Tejeiro.

También imputa al vicealcalde de Valencia Alfonso Grau, así como al exdirector financiero de Madrid 16 Gerardo Corral y quien fuera director de Deportes del Ayuntamiento de Madrid bajo la alcaldía de Alberto Ruiz Gallardón, Miguel de la Villa. También ha encausado al supuesto creador de una estructura para poder desviar fondos al extranjero, Salvador Trinxet.

La decisión de imputar a la Duquesa de Palma fue recurrida tanto por su defensa como por el fiscal anticorrupción Pedro Horrach, quien en todo momento ha insistido en que no ve ningún indicio de delito que sustente la acusación. No obstante, el sindicato Manos Limpias mantuvo su acusación particular e incluso recusó a dos de los tres jueces de la sección segunda de la Audiencia (concretamente a los dos que optaron por exculpar a Doña Cristina). Esta ha sido la causa de los retrasos en la toma de una decisión final por parte de la Sala. Además de la Infanta, otros trece imputados han conocido este viernes su futuro judicial.

Cooperadora necesaria

En su auto, la Audiencia de Palma considera que detrás de Aizoon, empresa propiedad de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín al 50 por ciento, hay «un matrimonio que abusa de una sociedad para obtener beneficios fiscales y al mismo tiempo para modificar su régimen económico» de separación de bienes a gananciales.

El tribunal provincial ha justificado de este modo su decisión de abrir la posibilidad de que las partes formulen acusación contra la Infanta Cristina como cooperadora necesaria de un delito fiscal, en una resolución de 160 páginas acordada por unanimidad.

El fiscal Pedro Horrach ha confirmado en diversas ocasiones su intención de citar a Doña Cristina como testigo en la vista. En todo caso, el Ministerio Público pedirá para que la Infanta pague 500.000 euros en concepto de responsable a título lucrativo al haberse beneficiado del dinero ganado de forma ilícita por su marido.