Matas ingresará en prisión en los próximos días tras denegarle el indulto el Gobierno
Jaume Matas, en el juzgado de Palma donde declaró por el «caso Turismo Joven» - Joan LLado

Matas ingresará en prisión en los próximos días tras denegarle el indulto el Gobierno

El Gobierno tampoco concede la medida de gracia a Garzón, Carromero, Julián Muñoz y Ortega Cano

Actualizado:

El expresidente del Gobierno balear Jaume Matasingresará en prisión en los próximos días, después de que el Consejo de Ministros celebrado este viernes haya rechazado concederle el indulto que el antiguo dirigente del PP había solicitado meses atrás. El Gobierno también ha rechazado conceder esta medida de gracia al exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón; el dirigente de Nuevas Generaciones Ángel Carromero; el exalcalde de Marbella Julián Muñoz y el torero José María Ortega Cano. Estos indultos han sido denegados en bloque por el Consejo de Ministros a propuesta del ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Matas había solicitado el indulto por su primera condena judicial en firme, de nueve meses y un día de cárcel por tráfico de influencias, en el marco de la pieza separada número dos del «caso Palma Arena». En dicha pieza se investigaban presuntas irregularidades en la contratación de un periodista para la redacción de los discursos de Matas, así como las subvenciones que le fueron concedidas.

El pasado mes de abril, el Tribunal Supremo había informado ya en contra de la posible concesión del indulto a Matas, «dada la proporcionalidad entre la pena impuesta y los hechos por los que ha sido condenado y ante la ausencia de razones de equidad o justicia» para otorgarlo. El Supremo siguió, por tanto, el mismo criterio que la Fiscalía, que en su informe contrario al indulto destacó el rechazo social que causan los delitos relacionados con la corrupción, como ocurre en este caso.

Una vez denegado el indulto a Matas, la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Palma está ahora a la espera de recibir una notificación oficial sobre este asunto. La Sala había decidido no ejecutar la sentencia contra el expresidente balear a la espera de conocer cuál sería la decisión final del Gobierno en relación a la concesión o no de la citada medida de gracia.