Los reclusos de ETA contra Zulueta: «A algunos no les importan los presos»
Agentes de la Guardia Civil detienen a la abogada de presos de ETA Arantza Zulueta - reuters
terrorismo

Los reclusos de ETA contra Zulueta: «A algunos no les importan los presos»

Fuentes de la investigación consideran que su detención supondrá «un alivio» para los terroristas presos y sus familias

Actualizado:

La detención ayer de Arantza Zulueta, junto a otros siete miembros de la única estructura activa que tiene ETA en estos momentos (KT) ,ha debido suponer un alivio y una esperanza para no pocos presos de la banda terrorista y para sus familiares, según las investigaciones que ha realizado la Guardia Civil. Y es que los detenidos, que representaban el sector más radical de ETA, e incluso reivindicaban la legitimidad del terrorismo como forma de vida, suponían «un bloqueo para las expectativas de solución personal» para la mayoría de los presos y sus familiares.

Los investigadores consideran que todos los miembros del KT «son personas de la plena confianza de ETA» y con «cierta ascendencia entre los presos» de la banda. Es más, creen que son «la voz de ETA en las prisiones».

Pero aunque se han investigado a todos los integrantes del KT, la Guardia Civil ha prestado especial atención a Zulueta, porque cuando «da instrucciones a los presos y a sus familiares, todos ellos saben que es ETA la que habla». Por ello, los investigadores consideran que «no son pocos los presos y familiares que se habrán sentido aliviados y esperanzados ante la detención de Arantza Zulueta y el resto de la estructura del KT».

Fuentes de la investigación indicaron que en la operación contra Herrira «se hallaron interesantes apreciaciones de presos de ETA» sobre la «labor de comisario político» que venía realizando Zulueta y de las que también se desprendía «la radicalidad de planteamientos» que insuflaba Zulueta a los presos y a sus familiares. Así, en uno de los muchos documentos obtenidos sobre el papel de Arantza Zulueta al frente de la KT se recogía la queja de los presos sobre su forma de proceder: «Tengo claro que a algunos no les importa la situación de los presos, o los sentimientos, etc. Y que no buscan más que hacer esa “dirección” según sus intereses».

Zulueta era tan radical en sus planteamientos ante los presos y sus familiares, que hasta ETA tuvo que intervenir para reconducir a Zulueta a los miembros del KT hacia posiciones públicas aparentemente más flexibles y posibilistas. Esa radicalidad se reflejaba en muchas ocasiones en los comunicados del EPPK, que redactaba KT, y no los presos.

Pugna con otros

Precisamente, la radicalidad llevó a Zulueta a mantener una constante pugna con otros miembros y estructuras de la Izquierda Abertzale, como se desprende de varios de los documentos intervenidos. Algunos dirigentes incluso acusaron a Zulueta de maniobrar para romper la estrategia de la Izquierda Abertzale y volver a la época de los atentados terroristas, lo que bloquearía los pasos que una buena parte de los presos estarían dispuestos a dar para obtener los beneficios penitenciarios que la ley prevé.

Este enfrentamiento se visualizó claramente en el último debate de los presos, en el que Arantza Zulueta tuvo un papel fundamental, primero retardando el debate todo lo que pudo y después limitando su impacto. Zulueta maniobró para conseguir que el sector minoritario pero más radical de los presos y la propia ETA consiguieran insertar las líneas de rojas del arrepentimiento y la no petición de perdón, que imposibilitan de facto el cumplimiento de las prescripciones legales vigentes.