ejército

La Armada despide al portaaviones 'Príncipe de Asturias' tras 25 años

Fue el buque insignia de la flota española hasta que fue relevado por el 'Juan Carlos I'

Actualizado:

La Marina se despide hoy del que fue su buque insignia en los noventa, el portaaviones 'Príncipe de Asturias ' (R-11), que causará baja en la lista oficial de buques de la Armada española después de 25 años de servicio. Será en un acto castrense a bordo del buque, que está amarrado desde febrero en los diques de los astilleros públicos Navantia Ferrol, una ceremonia que presidirá a las 13.00 horas el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado.

El portaaviones atracó en la ría de Ferrol el pasado 8 de febrero después de un último viaje de dos días desde la base naval de Rota ya en la fase de inmovilización y desarme. Durante estos últimos meses, ha explicado el Ministerio de Defensa, y ya con una dotación muy reducida -llegó a tener casi 600 tripulantes-, ha procedido a la clasificación de los sistemas, equipos y materiales como "útiles" o "inútiles".

Los equipos "útiles" se han desmilitarizado en unos casos y en otros se han desmontado y retornado a la cadena logística, ha apuntado el ministerio en un comunicado. Junto con los buques anfibios 'Castilla', 'Galicia' y 'Juan Carlos I', el 'Príncipe de Asturias' formaba el Grupo-2 de la Fuerza de Acción Naval de la Flota, encargado de proporcionar a la Armada la capacidad de proyección sobre tierra.

Con 198 metros de eslora fue el buque más grande de la flota hasta que lo relevó el 'Juan Carlos I', el Buque de Proyección Estratégica construido por Navantia y botado en 2008. En sus 25 años de servicio naval, el 'Príncipe de Asturias' intervino en los conflictos del Golfo Pérsico y la antigua Yugoslavia y también en otros operativos como el II centenario de la batalla de Trafalgar en 2005. Los planes de Defensa son subastar la nave para el desguace.