sucesos

La Policía realiza la autopsia al bebé hallado muerto en un contenedor de Palma

La mujer, que estaba embarazada de entre seis y siete meses, había ocultado a su familia que esperaba un hijo

Actualizado:

El Grupo de Homicidios de la Jefatura Superior de Policía de Baleares considera que el bebé hallado muerto este sábado por la tarde en un contenedor de basura de Palma ha podido ser un aborto natural, según el relato de la propia madre y los primeros indicios detectados en el cadáver, a la espera de la autopsia que será practicada hoy.

La mujer, española de 29 años, acudió ayer por la tarde a un centro médico de la capital balear porque se encontraba indispuesta y relató que había dado a luz a un bebé muerto y lo había arrojado a un contenedor de basura soterrado frente a su domicilio, en la calle Balanguera, ha informado la Policía.

El centro médico alertó a la Policía Nacional, que ordenó la búsqueda del cadáver del bebé. Una vez encontrada, los agentes tomaron declaración a la mujer, que no está detenida por el momento.

Embarazada entre 6 y 7 meses

Sobre las 15.30 horas del sábado, los agentes de la Policía Local, Bomberos de Palma y personal del servicio de emergencias del 061 y de la Empresa Municipal de Aguas y Alcantarillado (Emaya) acudieron al lugar señalado por la mujer, un contenedor de basura

El cadáver no presenta signos de violencia y podría haber nacido muerto

situado frente al número 18 de la calle Balanguera, y han hallado el cuerpo sin vida del bebé.

Según el relato de la mujer, estaba embarazada de entre 6 y 7 meses en el momento de dar a luz, y no ha revelado de inmediato lo ocurrido a las autoridades porque había ocultado a su familia el embarazo. La Policía ha señalado que, según los primeros indicios, el cadáver del bebé no presenta signos de violencia y podría haber nacido cadáver.