El Consejo de Estado ve necesario reducir la estructura administrativa de los entes locales

El nuevo marco normativo supone «una considerable restricción» y el «debilitamiento» de la autonomía municipal

efe
Actualizado:

El Consejo de Estado señala en su dictamen sobre el anteproyecto de ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local que la reforma supondrá un «marco competencial más estrecho», «una considerable restricción» y el «debilitamiento» de la autonomía municipal.

Al analizar la reforma local, que el Gobierno pretende aprobar en Consejo de Ministros este mes, es crítico con el llamado «coste estándar», que «puede considerarse como una habilitación en blanco» al Gobierno, al que aconseja que lo regule debidamente.

Pide que el legislador establezca si el coste estándar es único para todos los servicios o si puede haber varios para un mismo servicio y aconseja que se fijen los factores de corrección del mismo porque no considera adecuado que éste deba ser único para todos los municipios.

El informe del organismo, que no es vinculante, asegura que puede provocar un «debilitamiento de la autonomía municipal» y que, por la traslación competencial, implicará un correlativo fortalecimiento de otras entidades locales, especialmente de las diputaciones provinciales.

Recuerda que estas entidades son de «representación indirecta» y ostentan las competencias de coordinación de los servicios municipales entre sí, para garantizar la prestación de los mismos.

Negativa de las diputaciones

Precisa que las diputaciones desempeñan competencias «funcionales», porque asisten a los municipios, a diferencia de las competencias de los ayuntamientos que son, fundamentalmente, «materiales».

El Consejo de Estado se extraña de que no esté prevista la negativa de una Diputación a asumir alguna competencia, así como la formulación imperativa en el anteproyecto para las comunidades autónomas uniprovinciales.

Considera que, eventualmente, la aplicación de las medidas previstas podría, incluso, llegar a producir un «vaciamiento competencial» de los municipios que no estén en situación de «acomodar su hacienda» a las exigencias del anteproyecto.

«No parece que el mantenimiento de las estructuras de municipios carentes de competencias se compadezca fácilmente con los objetivos de racionalización y eficiencia que impulsa» la norma, añade el dictamen.

Necesidad de simplificar la administración

Al estudiar el anteproyecto, el Consejo ha considerado preciso hacer observaciones a la creación y disolución de entidades inframunicipales y de las mancomunidades, así como las que incumben al redimensionamiento del sector público local.

Recuerda que son las comunidades autónomas las que tienen la competencia para crear demarcaciones supra o inframunicipales.

En referencia al redimensionamiento del sector público local, aunque el Consejo reconoce la necesidad de simplificar la estructura administrativa, considera que la aplicación del anteproyecto «general e incondicionada» podría resultar desproporcionada con el objetivo perseguido.

En este sentido, la simplificación se podría alcanzar limitando la puesta en práctica de las previsiones a los supuestos que se constate una situación deficitaria.