El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy - JAIME GARCÍA

Rajoy apuesta por un «acuerdo de mínimos» para formar un Gobierno dotado de «estabilidad»

El jefe del Ejecutivo en funciones admite que tendrá que «aparcar» los temas en los que haya discrepancias con otras fuerzas políticas

GuadalajaraActualizado:

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha planteado hoy la necesidad de contar «a la mayor celeridad posible» con un Gobierno que esté dotado de «estabilidad» para lo que plantea alcanzar «un acuerdo al menos de mínimos» y «aparcar» los temas en los que haya «discrepancias».

Un día antes de que inicie con los representantes de Coalición Canaria su ronda de reuniones para intentar un acuerdo, ha recalcado que se debe evitar el «disparate» de unas terceras elecciones y ha instado a conseguir un Gobierno estable.

Así se ha pronunciado este lunes el jefe del Ejecutivo en funciones en Alovera (Guadalajara), donde ha acudido a visitar el centro de producción de cerveza Mahou-San Miguel, acompañado de la ministra de Empleo en funciones, Fátima Báñez, con quien ha entregado a la empresa el distintivo de adhesión a la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven.

Rajoy recordó los «buenos» datos del paro registrado del pasado mes de junio y las afiliaciones a la Seguridad Social (450.000 nuevas en lo que va de año) para reafirmarse en la necesidad de formar gobierno «a la mayor celeridad posible» para seguir con esta senda de creación de empleo.

En este sentido, precisó que «no sólo» se necesita «un gobierno a la mayor celeridad posible, sino que debe haber un gobierno que pueda gobernar». Para ello, dijo, «hay que acordar entre todos grandes objetivos para los próximos años, objetivos que deben estar dentro del marco constitucional».

Para algunos de estos objetivos, recalcó, es necesario que haya «un acuerdo» y citó, en primer lugar, los Presupuestos Generales del Estado para 2017, el techo de gasto, el cumplimiento de todos los compromisos europeos y «dotar al Gobierno de la mayor estabilidad posible». Para ello, ha propuesto «pactar un acuerdo al menos de mínimos para el funcionamiento normal de ese gobierno en el Parlamento».

En el resto, admitió que tendrán que «poner en común» aquello en lo que esté de acuerdo con las otras fuerzas políticas y «aparcar» aquellos temas en los que haya discrepancias.