CUMBRE EN BRUSELAS

Rajoy: «Nadie me ha hablado del rescate»

El presidente del Gobierno asegura que "de momento, no hay nada de nada"

ANTONIO MONTILLA
ENVIADO ESPECIAL A BRUSELAS Actualizado:

La primera sesión del Consejo Europeo ha concluido a las tres de la madrugada con un aparente acuerdo de mínimos que permitirá avanzar en la consecución de la Unión Bancaria a partir de 2013, uno de los objetivos que ha planteado la delegación española.

Mariano Rajoy, que ha su llegada a Bruselas no quiso hacer declaraciones, sí ha atendido a los informadores que le esperaban de madrugada. Y lo ha hecho para negar, de manera rotunda, que el asunto del segundo rescate a España haya estado sobre la mesa. Preguntado por si alguien le había planteado la necesidad de que solicitara lo antes posible el auxilio económico al Banco Central Europeo, el presidente español ha respondido: "Esa es la pregunta que me hacen siempre. Y no, la verdad es que nadie ha hablado de esto, no iba en el orden del día".

El propio Rajoy ha abundado: "Nadie me ha preguntado y no me consta que nadie haya dicho una palabra al respecto". Y para ahorrarse cualquier nueva cuestión sobre este espinoso asunto, ha espetado: "Y ya si alguien quiere hacer la segunda pregunta pues le volverá a decir lo que les digo siempre, no hagan mucho caso a lo que ven escrito por ahí y hasta que yo no se lo comunique no habrá ninguna nueva noticia".

Lo cierto es que fue el propio ministro de Economía, Luis de Guindos, quien avanzó el martes que el rescate podría solicitarse en breve. "De momento no hay nada de nada", ha remachado Rajoy.

En cuanto a los asuntos que sí ha abordado el Consejo Europeo, Rajoy se ha mostrado satisfecho porque "se ha producido un avance en el proceso de integración europeo". Se ha referido, especialmente, a la unión bancaria. Una herramienta que, a su juicio, estabilizaría de manera casi definitiva a los mercados de deuda. Ha negado que existan divergencias con la tesis que defiende Angela Merkel y, de hecho, ha asegurado que los 27 han dado luz verde para que la regulación del supervisor único bancario esté hecha a finales de este año y se implemente a lo largo de 2013.

Rajoy, visiblemente cansado tras más de ocho horas de negociación, se ha mostrado moderadamente satisfecho con los acuerdos del Consejo, porque reafirma lo aprobado en junio. "El euro y la Unión Europea se fortalecen con las decisiones de hoy", ha sentenciado.