Los premiados, con la ministra en el centro y, a su izquierda, el presidente de Enerclub
Los premiados, con la ministra en el centro y, a su izquierda, el presidente de Enerclub - ABC

Ribera, a favor de la neutralidad tecnológica, «pero sin hacernos trampas en el solitario»

La ministra de Transición Ecológica responde a Endesa y afirma que «no hay nada escrito en una piedra»

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha dicho que en el proceso de transición energética deberá haber neutralidad tecnológica, «pero sin hacer trampas en el solitario» porque hay una obligación de llegar a unas emisiones de cero gramos de CO2 en 2050.

Ribera, que ha presidido en Madrid la entrega de los XXIX Premios de la Energía, que entrega el Club Español de la Energía, empezó su intervención presumiendo de que era la primera ministra de Energía en la historia de España.

Después destacó que las inversiones en energías renovables en nuestro país en 2018 ascendieron a 6.600 millones de euros, siete veces más que la del año anterior, mientras que la producción con esas tecnologías representó un 40% el año pasado frente al 33% en 2017.

Ha señalado que en el debate que se abrirá con la presentación del Plan Integrado de Energía y Clima (PIEC), el anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, y la Estrategia de Transición Justa el próximo viernes, habrá que ser serios y evitar la demagogia, el paternalismo y la «política del avestruz».

También ha dicho que «no hay nada escrito en piedra» y que «por el camino tendremos que aprender todos». La ministra respondía así al consejero delegado de Endesa, José Bogas, quien dijo la semana pasada que la ley de transición energética «no puede estar escrita en una piedra».

Asimismo, ha añadido que en algunos asuntos «complejos y molestos» que se encontró el actual Gobierno «debajo de la alfombra» no había margen para esperar más, pues «las cosas tienden a pudrirse incluso debajo de la alfombra».

La ministra reconoció que España y Luxemburgo son los dos únicos países que aún no han enviado a Bruselas sus planes de energía y clima, cuya fecha límite era el pasado 31 de diciembre de 2018.

Al acto han asistido, entre otros, el secretario de Estado de Energía, José Domínguez; el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz; el consejero delegado de Cepsa, Pedro Miró; el presidente de ACS, Florentino Pérez; y el presidente de Enagás, Antonio Llardén, y el presidente de Enerclub, Miguel Antoñanzas.

Los premiados de esta edición han sido: José Maria Camarero, de Colpisa; Carmen Monforte, de Cinco Días; Miguel Ángel Patiño, de Expansión; Juan Cruz, de El Confidencial; Laura Ojea, de El Periódico de la Energía, Stephen Dunne, de reNEWS, y María Teresa Costa, expresidenta de la CNE.