Línea eléctrica de REE
Línea eléctrica de REE - ABC

REE quiere crecer en el negocio internacional «pero sin hacer locuras»

El nuevo plan estratégico de la compañía prevé inversiones de unos 6.000 millones de euros hasta 2022

MadridActualizado:

El grupo REE, presente ya en Chile y en Perú invertirá unos 1.057 millones de euros hasta 2022 para desplegar nuevas infraestructuras de transporte eléctrico en otros países, «pero sin hacer locuras y aprovechando la experiencia de la compañía como transportista y operador del sistema eléctrico en España», ha afirmado hoy su presidente, Jordi Sevilla, en un acto en el que ha avanzado las líneas principales del nuevo plan estratégico del grupo para el periodo 2018-2022.

En concreto, el grupo invertirá 6.000 millones de euros en cinco años para facilitar la transición energética, consolidar su posición como operador de referencia de infraestructuras de telecomunicaciones, expandir su negocio internacional y acelerar la innovación en España proporcionando servicios tecnológicos a terceros y contribuyendo al desarrollo de un entorno de emprendimiento con la puesta en marcha de una aceleradora de «start-ups».

El plan estratégico prevé diversificar los negocios de manera controlada, favoreciendo la expansión de las operaciones tanto en España como en el ámbito internacional. Además, se reforzará la capitalización de sus distintas filiales para cumplir con los ratios de endeudamiento y capacidad financiera de la nueva circular de la CNMC.

En su conjunto, Red Eléctrica de España, como transportista y operador del sistema eléctrico, invertirá 3.221 millones de euros, el 53% de la inversión global. A los 1.538 millones destinados a la integración de renovables se sumarán 908 millones para reforzar la fiabilidad de las redes de transporte y la seguridad del suministro, 560 millones para ampliar las herramientas tecnológicas y digitales que exige un sistema eléctrico con mayor proporción de generación renovable y 215 millones de euros para impulsar los programas de almacenamiento, concretamente la puesta en servicio de la central de Chira Soria, en Gran Canaria, y el desarrollo de baterías en Baleares y Tenerife.

El área tecnológica contará con 1.708 millones de euros, el 17% del total, lo que incluye la compra de Hispasat (949 millones), el lanzamiento del 5G y nuevos avances en el desarrollo del negocio de la fibra óptica oscura.

Entre las inversiones previstas están la tercera interconexión con Marruecos, el refuerzo de las conexiones en las islas Baleares y la interconexión con Francia a través del golfo de Vizcaya.

«Invertimos en lo que nos ordenan y al precio que nos fijan», ha subrayado Sevilla, quien ha manifestado que «no creo que la convocatoria de elecciones y un posible cambio de Gobierno afecten al plan estratégico o al plan de energía y clima» que presenta mañana el Ejecutivo socialista. «Cuando llegué a esta presidencia el 31 de julio del año pasado, yo asumí todo lo que había planificado mi antecesor», ha puntualizado.