Juan Manuel Vargas presidente de Aena
Juan Manuel Vargas presidente de Aena - EFE

El presidente de AENA defiende la internacionalización de la compañía

Un mayor grado de privatización podría impulsar la posición estratégica de la compañía, algo que requiere autorización del Gobierno, para concurrir a licitaciones fuera de España

MadridActualizado:

El presidente de AENA, José Manuel Vargas, ha insistido hoy en que el futuro de la compañía "pasa por una visión más internacional" en un sector como el de las infraestructuras aeroportuarias, que se está configurando como "un mercado donde la compañía tiene espacio para la creación de valor en el futuro".

Durante su intervención en el V Foro Anual del Consejero organizado por KPMG y el IESE Business School este martes en Madrid, Vargas ha destacado que Aena es la compañía con mayor cotización bursátil del sector gracias a la "muy notable" llegada de turistas a España y a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE).

Ambos factores han convertido al gestor de la red de aeropuertos españoles en un activo "extraordinariamente atractivo", ha afirmado Vargas, quien ha recordado que, aunque la acción va muy bien, se trata de una compañía regulada, por lo que sus niveles de margen de negocio "están limitados".

El presidente de AENA es un firme defensor de la internacionalización de la compañía, primer operador aeroportuario por volumen de pasajeros, para la que vienen reclamando un "rol más activo" en el mercado global.

Un mayor grado de privatización podría impulsar su posición estratégica, algo que requiere autorización del Gobierno, para concurrir a licitaciones fuera de España. No obstante, Fomento ha reiterado que "no está sobre la mesa" ampliar la privatización de Aena.

AENA, cuyo primera accionista es el Estado a través de ENAIRE, ya controla el 51% del aeropuerto de Luton (Londres), que es el quinto mayor de Reino Unido, y tiene presencia en 12 aeropuertos de México, dos en Colombia y uno en Jamaica.

La transparencia, factor «clave»

En otro orden de cosas, Vargas ha destacado la importancia de la responsabilidad social corporativa para el éxito de una empresa, aunque cree que lo más importante es la transparencia, un factor "clave" para que los empresarios "vuelvan a recuperar la confianza de la sociedad".

De esta manera, ha defendido que las remuneraciones de los consejeros no deben criticarse "como concepto", sino que deben ir en línea con el valor que la empresa es capaz de generar para el accionista.

Además, ha incidido en la importancia de que exista un equilibrio en el consejo de administración y que los consejeros independientes "sean realmente independientes". "La voluntad de tener consejeros independientes tiene que ver con la voluntad dominical de contar con las personas que aporten", ha resaltado.

Remuneraciones alineadas con objetivos

De su lado, el presidente de IAG, Antonio Vázquez ha hecho hincapié en la importancia de que el consejo de administración y la dirección de una compañía sean órganos independientes, aunque ha advertido de que esa independencia no debe obstaculizar la colaboración entre ambos.

Vázquez, que también participó en el citado foro, ha celebrado que España se encuentra por delante de países como Reino Unido", donde el consejo y la gestión de una empresa los lidera la misma persona, algo que en España está prohibido por ley.

"Los accionistas quieren hablar con el presidente del consejo y estar seguros de que el consejo es independiente del equipo ejecutivo, pero también de que hay armonía", ha explicado.

Respecto a las remuneraciones de los consejeros, se ha mostrado de acuerdo con Vargas y considera que lo importante es que están alineadas con los objetivos de la compañía. Además, ha subrayado que en el caso de IAG, el grupo que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, existe un 'feedback' permanente con inversores. "Creo que se ha articulado una relación inversor-empresa mucho más dinámica y fluida", ha apuntado.