La cuarta revolución industrial ha afectado a la manera en que las entidades reclutan a su personal
La cuarta revolución industrial ha afectado a la manera en que las entidades reclutan a su personal - FOTOLIA

Los perfiles laborales digitales más demandados por la banca

Los profesionales relacionados con el análisis de datos, el marketing digital y la gestión de producto se encuentran entre los más buscados por las entidades

FINANZAS.COMActualizado:

La revolución digital en la que está inmersa la banca requiere de medios materiales pero también humanos para ponerla en marcha. De hecho, este profundo cambio que está acometiendo el sector financiero también ha afectado a la manera en que las entidades reclutan a su personal, tal y como cuentan ellas mismas y las consultoras especializadas en captación de talento.

«En contra de lo que ha sucedido históricamente, que el perfil ligado a negocio venía de carreras muy financieras como ADE y, preferiblemente, de instituciones educativas como ICADE, CUNEF, la Carlos III o el IEB, ahora hay perfiles muy distintos que ocupan puestos ligados a negocio, provenientes de derecho, marketing, matemáticas, estadística o tecnología. Antes, el ingeniero entraba en un sitio muy específico del sector financiero y lo mismo el que había estudiado marketing. Pero eso ha cambiado y los perfiles son hoy mucho más polivalentes», explica Luis Miguel Fuentes, director de Michael Page.

En cuanto a puestos concretos, cada entidad tiene una organización diferente y sujeta a cambios, dada la flexibilidad que impone la velocidad de la revolución tecnológica. «Hay entidades de ocho millones de clientes que hasta el año pasado tenían solo el 25% de los clientes digitales y ahora tienen el 50%. Todo está cambiando muy rápido», dice Manuel Moreno, consultor especializado en marketing digital de Hudson. Aun así, es posible generalizar que los perfiles digitales más demandados se reparten en tres áreas: los perfiles más enfocados a producto, los más dirigidos a la parte de marketing y los más centrados en el análisis y explotación de los datos, tal y como nos cuenta Moreno. Los primeros, cuyo máximo exponente es el project manager, deben ser personas con conocimientos financieros (pueden haber estudiado ADE o similares) pero deben tener capacidad de mover proyectos a nivel interno. «Son una suerte de comerciales internos. Su labor es hacer didáctica de este tipo de metodología digital para todo el usuario interno», explica Moreno.

Lee la noticia completa en Finanzas.com