Las nuevas tarifas de Movistar entrarán en vigor el próximo 5 de julio
Las nuevas tarifas de Movistar entrarán en vigor el próximo 5 de julio - ABC

Movistar subirá entre 2 y 10 euros desde julio varios de sus paquetes «Fusión»

El operador encarecerá también los precios de algunos contratos solo de fibra óptica y de telefonía móvil

MadridActualizado:

Telefónica se prepara para ejecutar la segunda subida de tarifas en lo que va de 2019. El operador aplicará desde el próximo 5 de julio un incremento de entre 2 y 10 euros en la factura mensual de sus paquetes convergentes de servicios (teléfono fijo y móvil, internet y televisión), conocidos como «Movistar Fusión», que afectará a los usuarios con la tarifa más baja y a aquellos con los paquetes «premium», según ha adelantado el portal especializado «Adslzone». A cambio, como viene compensando en las últimas subidas de precios, la teleco ofrecerá a los clientes afectados más velocidad en sus conexiones o más contenidos de televisión, entre otros servicios.

El paquete convergente más asequible de la compañía, «Fusión 0», que incluye fibra óptica de 100 «megas», dos líneas móviles con llamadas y 2,2 «gigas» de datos a compartir y televisión básica, subirá dos euros, de 48 a 50 euros al mes. Los abonados a esta tarifa podrán contratar a partir de julio y añadir a su paquete la plataforma Netflix, opción hasta ahora reservada a clientes con tarifas más caras.

Por su parte, los usuarios con los paquetes «Fusión Total» y «Fusión Total Plus», los más completos, verán incrementada su tarifa en 10 euros al mes, a 140 y 165 euros al mes, y como contrapartida recibirán 8 «gigas» más de internet móvil, hasta 30 y 56 respectivamente, y el servicio «Multiplus», que permite ver distintos canales de «Movistar +» en distintos televisores en un mismo hogar y cuyo coste por separado es de 7,8 euros al mes.

Solo los tarifas intermedias («Fusión Base» y «Fusión Selección») permanecerán sin cambios. En cambio, la renovación de precios implicará también la de varias tarifas de solo fibra óptica y solo telefonía móvil, que se encarecerán entre 2 y 5 euros a cambio de velocidades simétricas de conexión y más «gigas».

A partir de julio los clientes afectados por el encarecimiento de tarifas podrán elegir entre asumir la nueva cuota mensual, cambiarse a otra o anular su contrato sin ninguna penalización. Esta nueva subida se suma a las que aplicó entre enero y febrero para algunos de sus paquetes «Fusión», más lo que se encarecieron entonces los que sumaron Netflix, los contratos de solo móvil. A lo largo del pasado ejercicio, además, ya había aplicado otras dos subidas. El objetivo de la compañía con estas subidas a cambio de más prestaciones es empujar a los clientes, sobre todo aquellos con planes antiguos, a pasarse al nuevo portafolio de tarifas, que en general se compone de paquetes convergentes que en muchos casos implican tarifas más elevadas, pero con más servicios.