Vista general de la Bolsa de Madrid durante el debut bursátil de la inmobiliaria Metrovacesa
Vista general de la Bolsa de Madrid durante el debut bursátil de la inmobiliaria Metrovacesa - EFE

Metrovacesa salió a Bolsa el peor día posible

La vuelta a la cotización de la inmobiliaria controlada por Santander y BBVA se saldó negativamente y sin cumplir ninguno de los objetivos

FINANZAS.COMActualizado:

Metrovacesa regresó a Bolsa el día menos oportuno. Le tocó compartir su retorno a la cotización con otro día muy complicado para los selectivos donde, por ejemplo, el Ibex 35 terminó la jornada con un retroceso del 2,53% situándose en los 9.810 puntos básicos. Por su parte, Metrovacesa, la mayor propietaria de suelo con más de seis millones de metros cuadrados en propiedad, saldó su vuelta con una caída del 3,03% y 16 euros por acción y una valoración de mercado de 2.426 millones de euros.

Malas cifras si se comparan con los objetivos que se tenían marcados desde la inmobiliaria. Pese a que salvó la franja de los 16 euros por acción ésta se sitúa por debajo de la segunda banda indicativa para la salida (16,50 y 17 euros) y teniendo siempre presente que inicialmente se estableció una franja entre 18 y 19,50 euros por título. La valoración bursátil también sufrió un fiasco debido a que inicialmente arrojaba unas valoraciones de casi 3.000 millones de euros. Y el cierre podía haber sido mucho peor, ya que pese al retroceso del 3,03% llegó a tocar caídas superiores al 8 % y un precio por acción de 15,09 euros. En total, negoció 6,9 millones de títulos por valor de unos 108 millones de euros. Se podría resaltar como positivo la atracción de más de un centenar de inversores que, en su mayoría, son extranjeros, de origen fundamentalmente británico, estadounidense, holandés y francés. Respecto a la minoría española, alguno de estos inversores ha sumado participaciones de más del 3%, según informó la compañía.

El presidente de la inmobiliaria, Ignacio Moreno Martínez, y su consejero delegado, Jorge López de Leza, atribuyeron el descenso sufrido por el valor a la «mala suerte de salir a Bolsa en una jornada de fuertes caídas en todos los mercados». «Independientemente del precio lo más importante es contar con un centenar de inversores que respaldan el proyecto y volver al mercado mostrando nuestra disposición a desarrollar el plan de negocio comprometido». Además, el presidente de la compañía resaltó que su estrategia es diferencial «y alguna empresa está ya empezando a replicarnos».Esperan comenzar a generar 'cash flow' positivo el próximo año y repartir dividendo en 2020.

Lee la noticia completa en Finanzas.com