Pérez de Leza e Ignacio Montero en la salida a Bolsa de Metrovacesa - EFE

Metrovacesa cae un 3% en su regreso a Bolsa

La cotización baja hasta los 16 euros, 0,5 euros menos a los que fueron colocados sus títulos entre inversores para su vuelta al parqué

MADRIDActualizado:

El desplome de Wall Street y el previsible contagio a los índices europeos ha empañado el regreso al parqué de Metrovacesa. Una opv que, además, ya había despertado dudas entre los inversores por su alto precio inicial. Todo ello ha contribuido a que el primer precio de la inmobiliaria en Bolsa haya sido de 15,30 euros por acción. Una caída del 7%, que finalmente se ha moderado hasta el 3,03% (16 euros) al cierre de la sesión.

Lo cierto es que algunos analistas habían desancosejado tener en cartera a la inmobiliaria. ¿La razón? Su precio (16,50) era considerado demasiado elevado, pese a que era el más bajo de la segunda horquilla que marcó la compañía como referencia. El primer rango (entre 17,5 y 19 euros), fue finalmente descartado por la escasa demanda que generó.

Santander y BBVA (accionistas mayoritarios) reaccionaron la semana pasada rebajando la horquilla hasta el rango de 16,5 y 17 euros. Una medida que permitió cerrar los libros con el apoyo de un centenar de inversores.

Muchos de ellos, según han destacado esta mañana tanto el presidente de la promotora inmobiliaria, Ignacio Moreno, como su consejero delegado, Jorge Pérez de Leza, han procedido de Reino Unido. También ha habido interesados procedentes de Estados Unidos, Francia, Holanda e incluso algún español «bueno». ¿Cuántos de ellos han preguntado por Cataluña? Según la empresa, «dos de doscientos».

Ambos directivos han querido de esta forma destacar que el proyecto de la inmobiliaria es «sólido» y «a largo plazo». Por ello, «es indiferente si la valoración estaba 3 o 4% por debajo» de los activos que tiene en cartera. Metrovacesa asegura que su cartera actual le permite desarrollar un plan de negocio de aproximadamente ocho años. «Si la acción cae, ya volverá a subir. Vamos a ser conservadores», han destacado los dirigentes de la compañía.

3.500 viviendas

Los planes de la promotora pasan por levantar 3.500 viviendas y entregar 500 este año. Una cifra que crecerá hasta las 700 en 2019 y hasta las 3.500 en 2020. Una fecha en la que Metrovacesa espera estar ya en ganancias y repartir de esta forma los primeros dividendos.

La política ortodoxa también se reflejará en el endeudamiento de la compañía. Pérez de Leza ha explicado que este se mantendrá en niveles «prudentes», en torno al 25% del valor de sus activos. El crédito de 275 millones cerrado por la empresa recientemente estará destinado a la conversión de los suelos que no son finalistas.

Todo ello para evitar los errores del pasado. Metrovacesa fue rescatada en 2013 por las entidades que hoy la controlan tras no poder afrontar su pasivo. Cinco años después posee una cartera de suelo de 6,1 millones de metros cuadrados de superficie repartida por un buen número de ciudades españolas (algo que había sido cuestionado por los analistas del mercado), valorada en unos 2.600 millones de euros y con capacidad para levantar 37.500 viviendas. «Ahora hay que tratar bien al cliente. Antes no lo hacíamos», ha explicado el consejero delegado de la empresa.

Respecto al papel que tendrán Santander y BBVA en esta nueva empresa, Pérez de Leza ha defendido que «se quedarán un tiempo» en la compañía, aunque finalmente acabarán saliendo porque «la banca no es tenedor habitual de activos inmobiliarios». Con la salida a Bolsa de la empresa, Santander reducirá hasta el 53,31% la participación del 71,4% que actualmente controla en Metrovacesa y BBVA pasará a tener el 20,85%, frente al 28,5% actual. A cambio, se embolsarán un total de 645 millones de euros.