El presidente de Iberia, Luis Gallego (cortando la cinta), en la inauguración en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de sus vuelos a San Francisco
El presidente de Iberia, Luis Gallego (cortando la cinta), en la inauguración en el Aeropuerto Adolfo Suárez-Barajas de sus vuelos a San Francisco - EFE

Iberia no teme a la subida del petróleo

La aerolínea española tiene como objetivo mantener un crecimiento del 8% de media hasta 2022

Enviado especial a San FranciscoActualizado:

La escalada que está experimentando el precio del petróleo no supone, por ahora, una preocupación para Iberia. El precio del barril de Brent se ha situado estos días en torno a los 75 dólares, una cota que no alcanzaba desde noviembre de 2014. De los costes que deben asumir las aerolíneas, un tercio supone el gasto que deben realizar en combustible, por lo que a pesar de que por el momento no se muestran preocupados, sí están expectantes. La compañía española se ve con suficiente músculo para aguantar por ahora esta subida. «Es complicado que nos afecte para hundirnos, ya que una parte del petróleo la tenemos cubierta por nosotros mismos, aunque el resto tenemos que comprar en el mercado», ha afirmado el presidente de Iberia,Luis Gallego.

La aerolínea española tiene como principal objetivo crecer un 8% de media hasta 2022, según indican. Para ello recalcan en que necesitan generar más ingresos pero sin descuidar al cliente y a sus trabajadores. El precio del crudo podría desvirtuar estos objetivos, ya que «puede impactar de manera importante en la cuenta de resultados», aunque en sus previsiones todavía está lejos esa situación.

Respecto al convenio laboral con los pilotos, Gallego confía en que se llegue a un «acuerdo equilibrado» más pronto que tarde. «Estamos avanzando en ello», ha explicado, a la vez que no cree que la actual huelga de Vueling, que pertenece a la misma matriz de Iberia (IAG), vaya a provocar un efecto contagio. Igualmente, sobre el anuncio de una huela de controladores este verano en Cataluña, el presidente de la aerolínea espera que no se lleve a cabo.

Futuro de la compañía

Para los próximos años, Iberia tiene sus miras en lograr un margen operativo del 12,2 -15% para el lustro de 2018-2022. Actualmente ese porcentaje ronda el 7,7%. Para conseguirlo, quiere incrementar los ingresos que obtiene en su hub de Madrid, donde ahora mismo parten con desventaja respecto a las aerolíneas que tienen su centro de operaciones en Londres o Fráncfort, mejorar su plan de digitalización y potenciar su red y flota para hacerla más competitiva.

Por ello, de las novedades en este 2018 destacan la apuesta que está realizando en EEUU, donde recientemente ha inaugurado la ruta directa de Madrid con la ciudad de San Francisco, que estará operativa hasta el 28 de septiembre con tres frecuencias semanales. En el país americano la aerolínea cuenta con 5 destinos más: Nueva York, Miami, Chicago, Boston y Los Ángeles. En las dos últimas ciudades, este año lanzarán vuelos durante todos los meses del año. La aerolínea tiene mucha confianza en su fortaleza en los vuelos de largo radio. De ahí su apuesta.

Respecto a la competencia en este tipo de trayectos por parte de las compañías de bajo coste como Norwegian, Iberia pretende contrarrestar sus tarifas más bajas con la posibilidad de viajar sin maleta en las rutas de la aerolinea española. «Esperamos que sea un segmento importante los que elijan esta opción», ha explicado el director comercial de Iberia, Marco Savatini.

Por otro lado, en las novedades en su su flota, este año incorpora el A350 y en el mes de junio y el A320, modelos de avión que «suponen un reto por su tecnología», ha incidido Gallego.