Vídeo: El turismo extranjero se resiente en Cataluña | Una pareja de turistas en un mirador de Barcelona - ATLAS | INES BACUELLS

Los hoteles de Barcelona lanzan chollos para salvar los daños del «procés»

La capital catalana afronta el puente con noches en 4 o 5 estrellas por 100 euros, cuando el precio hotelero medio por día en la ciudad es de 147 euros

ANA LUISA ISLAS
BarcelonaActualizado:

Cruzando los dedos para llenar las habitaciones con ofertas de última hora. Los hoteles de Barcelona afrontan el puente de la Constitución con especial inquietud: la capital catalana, acostumbrada a recibir miles de turistas a diario, está sufriendo las secuelas del conflicto político con una más que constatada bajada de visitantes. Y la semana próxima, que solía suponer uno de los grandes picos de turistas de la temporada invernal, llega este año con incertidumbre y chollos para remontar la ocupación y la facturación hotelera.

Por raro que parezca, a menos de una semana del puente de Diciembre es fácil encontrar cama en hoteles de 4 estrellas por unos 60 euros la noche. ABC comprobó que el pasado lunes el portal Booking tenía plazas para el próximo día 6 en un 3 estrellas en plena Rambla por 79 euros; o habitaciones por unos 160 euros en 5 estrellas aparentemente inaccesibles como el Gran Hotel La Florida o el NH Collection Calderón. Ayer, cuatro días después, las ofertas seguían igual o incluso con precios más desesperados para captar la atención de los indecisos de última hora. A modo de ejemplo, los dos 5 estrellas costaban unos 20 euros menos y se podía encontrar a otros del mismo rango, como el Eurostars Bcn Design, por 84 euros la noche. Además, dormir en el paseo de Gracia era posible con económicas opciones como un 4 estrellas por 69 euros o un 5 estrellas por 99 euros. Precios iguales a los de una semana normal y para nada habituales en fechas de la Purísima.

Las tarifas llaman la atención y más teniendo en cuenta que el Gremio de Hoteles de Barcelona calculaba que en octubre el precio medio de la habitación en la Ciudad Condal había pasado de los 156 euros a los 147. Son tan solo 9 euros de diferencia en uno de los meses más complicados del año para el turismo-y este año más en Barcelona por el conflicto político-, pero sirvieron para alertar todavía más al sector. Y ahora, a las puertas del puente, los precios bajos se confirman.

Ni operadores hoteleros ni portales de reservas quieren concretar a ABC estas rebajas ni tampoco la caída de ocupación que el Gremio también avanzó. «Después del 2 de octubre se pararon un poco las reservas. Noviembre, que suele ser un mes flojo y estuvo un poco por debajo que el año pasado y ahora mismo, en diciembre, también estamos por debajo de las expectativas, pero confiando a que en Fin de Año sí que se llenen las plazas», relata a este diario la portavoz del grupo Condes de Barcelona, con tres hoteles en la ciudad. Ellos, uno de los pocos que se atreven a exponer su punto de vista ante la actual situación, inciden en que los atentados de agosto les afectaron menos de lo previsto.

Desde Atrápalo también confirman la tendencia a la baja. Según cuentan a ABC, «los hoteles han rebajado un poco sus precios debido a la incertidumbre», lo que hace que las reservas no hayan caído más bruscamente. Así, y a las espera de que funcionen sus ofertas «last minute» -ayer, por ejemplo, ofrecían dos noches de hotel y billetes de avión desde 109 euros por persona-, el portal de viajes tiene cuantificado un descenso del 7% de las reservas de hoteles en Barcelona para el puente, pero no han notado un gran cambio en cuanto a ventas de viajes y combinaciones de vuelo+hotel.

A pesar de que la bajada de cifras habla por si sola, los operadores se resisten a pensar que se desprenden de la crisis política. De hecho, expertos consultados por ABC recuerdan que en general octubre es uno de los meses con menos actividad y que además las escapadas con motivo del puente de Diciembre suelen planificarse con un mínimo de dos o tres meses, con lo que difícilmente pueden haberse visto afectadas por el 1-O. También desde el Ayuntamiento de Barcelona han considerado que la ralentización de octubre fue «excepcional» y que la ciudad ya ha vuelto a la normalidad.

Menos visitantes internos

El recelo, la desgana o incluso un posible boicot de muchos españoles a viajar a Cataluña es uno de los temores que tenía el sector hotelero barcelonés sobre la mesa y las previsiones no son muy alentadoras. El Informe de Vacaciones de Invierno 2017 del portal Tripadvisor constata la caída de Barcelona dentro del «top» de las capitales del turismo. En concreto, este año la ubica como el décimo destino más buscado para los españoles, tras Madrid, Tenerife, Londres, Gran Canaria, Lanzarote, Nueva York, París, Sevilla o Roma. El año pasado era la quinta ciudad más deseada.

Además, el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha corroborado recientemente en diversos estudios la bajada del atractivo turístico de Barcelona: en octubre las pernoctaciones en Cataluña cayeron un 2,7%, sus hoteles perdieron un 4,4% de clientes y la llegada de turistas extranjeros a la comunidad bajó un 4,7%. En el conjunto de España fue totalmente diferente, con un subida del 1,8% de visitantes.

También el INE recoge datos de viajes internos en España, aunque trimestralmente. Los últimos públicos, de abril a junio, no percibían la bajada del turista en territorio catalán. La incertidumbre ya planeaba entonces sobre Cataluña pero la crisis independentista no se agudizó hasta que el 9 de junio se concretó la fecha y pregunta del referéndum ilegal. El próximo 23 de diciembre saldrán los datos del tercer trimestre: allí probablemente se hará más patente hasta qué punto el «procés» ha hecho mella en el turismo catalán.